Inicia
SegurCaixa Adelas

Comer más, pesar menos

 
Las personas que comen con más frecuencia, pesan menos. Para mantener un IMC normal, de 19 a 24, es fundamental ser activo físicamente y consumir unas 1.800 calorías diarias, repartidas en varias comidas.

Jessica Bachean, profesora asistente del Departamento de Nutrición y Dietética de la Maywood University en Scraton Pennsylvania (EE.UU) y su equipo, analizaron durante un año una muestra de 250 personas con el objetivo de determinar una pauta entre los hábitos de alimentación y la obesidad. Los investigadores también consideraron los datos recopilados en dos estudios previos, patrocinados por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos. Uno de ellos recogía los hábitos alimenticios de las personas obesas o con sobrepeso, cuyo Índice de Masa Corporal (IMC) estaba entre 25 y 47. El otro, observaba a las personas con un peso normal, un IMC de 19 a 24,9.

Menos es más
Según este estudio, publicado en el “Journal of the American Dietetic Association”, “Los adultos con sobrepeso comen con menos frecuencia que las personas con peso normal, consumen más calorías y realizan menos actividad física”. Es decir, que hacer pocas comidas al día marca la tendencia al sobrepeso y, por el contrario, comer más a menudo (5 veces al día) ayuda a mantener un IMC normal.

Las calorías que se ingieren
De acuerdo con el estudio, las personas de peso normal y sobrepeso ingerían de 1.900 a más de 2.000 calorías diarias, respectivamente. Sin embargo, las personas que no volvían a engordar consumían alrededor de 1.800 calorías por día. En palabras de la experta, Jessica Bachean, “Si una persona come con más frecuencia, evita tener demasiada hambre. Si, por el contrario, espera diez horas después de la última comida, terminará comiendo mucho más”.

 …Y se queman
Según la investigación, los más activos físicamente, eran los que mantenían el descenso de peso logrado, este grupo quemaba 3.000 calorías a la semana a través de actividades diversas y el ejercicio. Asimismo, aquellos que quemaban 1.200 calorías/semana, se enmarcaban en el peso normal. Finalmente, los que quemaban 800 calorías/semana estaban en el grupo de sobrepeso. Así, la experta concluye: “Ser extremadamente activo físicamente y comer con frecuencia, ayuda a mantener el descenso de peso logrado”.

Mantén tu peso en niveles saludables. Apúntate gratis a Prevenir la Obesidad con Adeslas SegurCaixa