Inicia

Reír para prevenir enfermedades

 

"Si estás atrapado en una situación en la que sólo puedes reír o llorar, elige reír. Las continuas percepciones negativas de la vida no sólo reducen la felicidad, también perjudican la salud mental y corporal" afirmó Berk durante una ponencia realizada recientemente en El Instituto Nacional de Salud (NIH, según sus siglas en inglés), entidad que congrega algunos de los científicos y médicos más importantes de Estados Unidos.

"Cuando cambias tu percepción, cambias tu biología"

Según el experto, los seres humanos hemos sido programados para reír. Sus investigaciones demuestran que los bebés pueden empezar a reírse con sólo 2 ó 3 meses de edad, incluso aquellos que han nacido sordos y ciegos. En su opinión, tener una tendencia hacia la risa es clave para vivir de forma saludable.

Beneficios demostrados

De acuerdo con los datos ofrecidos por Berk, la risa estimula los sistemas principales del cuerpo. Influye en el sistema cardiovascular, mejorando la circulación, aumentando la respiración y reduciendo la presión sanguínea. Tiene efectos positivos sobre funcionamiento cardiaco en personas que han sufrido un ataque al corazón, produciendo un efecto similar al que obtendrían practicando ejercicio moderado. Además, reduce las hormonas del estrés y aumenta la liberación de endorfinas, analgésicos naturales del organismo, responsables de la euforia. Al igual que la práctica continuada de ejercicio, reírse de forma habitual ayuda a reducir los niveles de azúcar en los diabéticos. Está demostrado también que la risa contribuye a la disminución de las citocinas inflamatorias y de la respuesta alérgica.

Reír contra el cáncer

La risa optimiza los niveles de anticuerpos en la sangre y en la saliva, demostrando ser beneficiosa para el sistema inmunológico. Además, activa a las células "asesinas" naturales, que destruyen las propias células del cuerpo infectadas para prevenir la expansión de virus ofensivos, bacterias o células anormales que pueden formar tumores, y a las "células T", que ayudan en la destrucción de las células cancerígenas.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?​

Universidad de Loma Linda, California (página 9)