Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúa navegando, usted está aceptando su uso. Aceptar
Inicia

¿Cómo afecta al corazón el estrés en el trabajo?

 

Para llegar a esta conclusión, el equipo de investigadores ha tenido en cuenta más de 30 años de trabajos sobre el tema y 197.473 casos provenientes de 13 estudios nacionales realizados en Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Países Bajos, Suecia y el Reino Unido entre 1985 y 2006. Todos los participantes habían completado cuestionarios al inicio de los estudios para evaluar las demandas del trabajo, carga de trabajo excesiva, combinación tiempo/presión para realizar el trabajo, y libertad para tomar decisiones.

Un riesgo bajo

Los resultados variaban mucho de un estudio a otro. Así, mientras que unos consideraban que este factor hacía que el riesgo de patología fuera nueve veces mayor, otros no encontraron ninguna asociación. Mika Kivimäki (del University College de London), participante del estudio explicó que todavía no se sabe si la relación entre el estrés laboral y la enfermedad cardíaca es causal. Pero, suponiendo que lo sea, el riesgo que supone sigue resultando “sustancialmente inferior” comparado con otros factores de enfermedad coronaria, como el tabaco, la obesidad abdominal y la inactividad.

Participantes en tensión

Un 15% de los participantes (30.214), declaró padecer tensión laboral antes del seguimiento. Entre ellos se detectaron 2.356 eventos coronarios (fatales y no fatales) en el promedio de 7,5 años. Después de ajustar por sexo y edad, el riesgo relativo de las personas que padecían tensión laboral versus personas que no la padecían, fue de 1,23. La cifra no se alteró incluso después de tener en cuenta factores como el estilo de vida, edad, sexo y nivel socioeconómico. Sin embargo, la estimación del efecto fue mayor en aquellos que habían señalado tener tensión laboral (1,43) que en los que no (1.16).

Categorías del estrés

Los investigadores subdividieron la tensión laboral en cuatro categorías basadas en las demandas y control y consideraron la interacción entre estos factores. Según los resultados, el peor tipo de estrés en el trabajo es aquel ocasionado por tener mucha presión, pero poco poder de decisión. El equipo también trató de reducir el sesgo debido a una causalidad inversa por la exclusión de eventos de enfermedad que se produjeron en los primeros tres y cinco años, pero esto no parece tener ningún efecto significativo en sus conclusiones.

Acceso al estudio original

The lancet

http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(12)60994-5/fulltext

Acceso a otras publicaciones de la noticia

The heart.com

http://www.theheart.org/article/1446439.do?utm_medium=email&utm_source=20120917_EN_Heartwire&utm_campaign=newsletter