SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
SegurCaixa Adeslas, SA d’Assegurances i Reassegurances fa servir cookies pròpies i de tercers en aquest lloc web per millorar els serveis, elaborar informació estadística i mostrar publicitat, continguts o serveis personalitzats a través de l’anàlisi de la navegació, per a la qual cosa cal compartir dades i perfils no vinculats directament amb la seva identitat amb operadors publicitaris i altres intermediaris. Si continua navegant entenem que n’accepta l’ús. Pot obtenir més informació sobre l’ús de les cookies a la nostra Política de Cookies
Inicia
SegurCaixa Adelas

Cocinar a la brasa

 

Tal y como explica la dietista nutricionista Iva Marques, de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte de la Universidad de Zaragoza: “Cocinar a la brasa puede ser igual de saludable que otras cocciones, siempre y cuando se tomen algunas precauciones como no poner los alimentos cuando hay llamas o dejarlos a una distancia adecuada para que no se quemen”.

¿Qué alimentos son mejores para cocinar a la brasa?

Casi todos los alimentos se pueden cocinar al grill, si bien los que mejores resultados dan son las hortalizas variadas (calabacín, pimiento, espárragos, tomate y otras de tallo o bulbos), los pescados y las carnes. “Es importante que las carnes y pescados sean bajos en grasa ya que ésta, al liberarse y caer sobre las brasas, genera humo y fuego que puede alcanzar el alimento”, explica la experta consultada. El aceite y la sal se deben poner en los alimentos después de cocinarlos, para evitar pérdidas de agua (ocasionadas por la sal) y grasa durante la cocción.

¿Cómo preparar los alimentos?

Los alimentos deben estar preferiblemente secos antes de ponerlos sobre la parrilla. Si están marinados o con alguna salsa, se debe prestar especial atención a las brasas, para evitar que se generen llamas o humo. Las hierbas aromáticas como el tomillo o el romero son muy recomendables ya que aportan sabor. “Si se va a cocinar diferentes alimentos y no se puede cambiar la parrilla, se deben cocinar primero los que tienen un sabor menos intenso (las hortalizas generalmente) y después los que tienen un sabor más intenso (carnes y pescados)”, explica Marques.

¿”Churruscados”? No, gracias

De acuerdo con las declaraciones de la experta “Existe evidencia científica más que suficiente para desaconsejar la ingesta de alimentos quemados. Los compuestos derivados de la carbonización son altamente tóxicos y cancerígenos y hay muchos estudios que avalan esta afirmación”.