Inicia

El cerebro tarda en adaptarse tras las vacaciones

 

Las vacaciones suponen un punto de inflexión en la vida personal y laboral. La vuelta a la rutina puede resultar muy dura para algunos. Investigadores de la UNIR explican por qué.


En palabras de Blanca Tejero, doctora en psicología clínica y profesora de los Grados en Maestro de Educación Infantil y Primaria de La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) “el cambio de horario y el final de las vacaciones acentúan alteraciones en el sueño y en el estado anímico”. De acuerdo con sus declaraciones, el cerebro necesita entre uno y cinco días para readaptarse a los horarios después de los cambios de hora y de las vacaciones.

La explicación: en el hipotálamo

Según la psicóloga “este desajuste se produce por un cambio en los niveles de hormonas en el hipotálamo, un reloj biológico interno que adapta este proceso. Detecta la cantidad de luz, indica los tiempos de relajación, hambre, sed, necesidades fisiológicas, interpretación de motivaciones, así como de sensación de plenitud. También regula la secreción de dos neuronas: melatonina y serotonina. La melatonina se encarga de iniciar y regular los procesos de sueño y vigilia. La serotonina en cambio está implicada en el estado anímico y la vitalidad de las personas”.

A los niños y a los ancianos, les cuesta más

Los más afectados por este cambio son los lactantes, los menores de cinco años y los ancianos, si bien también los adultos experimentan cambios en el estado de ánimo. “La mayor afectación a personas mayores se debe a que su ciclo sueño-vigilia suele estar alterado y suele carecer de sincronizadores sociales que facilitan que se puedan adaptar al cambio de hora. Con este cambio suelen tener un despertar precoz.”

Procurar mantener ciertas rutinas

Dormir bien es un placer pero también una necesidad para los seres humanos, porque “para gozar de una buena salud es necesario tener una correcta pauta de sueño”, apunta Blanca Tejero. La doctora en psicología aconseja seguir un horario más o menos estable, acostarse y levantarse a la misma hora todos los días, incluso durante el fin de semana, para regular el cuerpo en todos los aspectos y así mantener sincronizado el reloj biológico.

 

Mejora tu salud y calidad de vida con Adeslas. Apúntate en los servicios de Prevención y Planes de Cuidados de tu interés