Inicia

El 40% será alérgico en el 2040

 

Para evitar esta situación futura en la medida de lo posible, la EAACI ha decido aumentar la concienciación sobre el problema, apostando para ello en investigación e innovación con objetivo de reducir el impacto y mejorar la calidad de vida de los pacientes. De acuerdo con un informe pasado por esta institución “El 15% de la población europea recibe tratamientos de larga duración debido a alergias o asma, lo que convierte a estas dos enfermedades en las razones más comunes para recibir fármacos entre el grupo de edad de los jóvenes. El asma y la rinitis hacen perder más de 100 millones de días de trabajo y escuela en Europa. Si no se controla de forma adecuada, sus crecientes costes podrían afectar gravemente la economía de la salud pública”.

¿Por qué aumentan las alergias?

Javier Contreras, alergólogo del Hospital de La Paz en Madrid, explica “Las enfermedades alérgicas son el resultado de una predisposición hereditaria y la exposición a ciertos productos del ambiente denominados alérgenos. También influyen otros factores como el consumo de tabaco, la exposición a agentes infecciosos y otros. En 1980, el 10% de la población occidental padecía alergia; actualmente la padece el 30%. En 2010, 1 de cada 10 niños en nuestro país tenía asma”. Múltiples estudios sostienen la existencia de una relación inversa entre el nivel de higiene y la incidencia de alergia. Sin embargo, en opinión del experto consultado “Probablemente este incremento en el número y gravedad de las enfermedades alérgicas tenga más que ver con el estilo de vida occidental que en la hipótesis de la higiene, aunque no todos están de acuerdo en los factores concretos que las determinan”.

¿Se puede hacer algo para prevenir este aumento?

La prevención de las enfermedades alérgicas ha sido un objetivo durante décadas para los especialistas en alergia. Como son más frecuentes en ciertas familias, los esfuerzos se han dirigido principalmente hacia los niños con antecedentes familiares de alergia. La mayoría de los ciudadanos, alérgicos o no, desconoce las medidas que hay que adoptar para evitar episodios alérgicos. “De ahí la importancia de desarrollar campañas y programas educativos, especialmente dirigidos a los padres de niños con riesgo de padecer enfermedades alérgicas. Además, es necesario invertir en investigación e innovación que reduzca el impacto y mejore la calidad de vida de estos pacientes” subraya el alergólogo.

Acceso a publicaciones de la noticia:

Europa press: http://xurl.es/e3aha

Acceso al estudio original

EAACI: http://eaaci.net/eaacimedia.html