SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
SegurCaixa Adeslas, SA d’Assegurances i Reassegurances fa servir cookies pròpies i de tercers en aquest lloc web per millorar els serveis, elaborar informació estadística i mostrar publicitat, continguts o serveis personalitzats a través de l’anàlisi de la navegació, per a la qual cosa cal compartir dades i perfils no vinculats directament amb la seva identitat amb operadors publicitaris i altres intermediaris. Si continua navegant entenem que n’accepta l’ús. Pot obtenir més informació sobre l’ús de les cookies a la nostra Política de Cookies
Inicia
SegurCaixa Adelas

En verano, protege tus ojos de la conjuntivitis

 

El Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas explica en un informe que la inflamación o infección de la conjuntiva puede estar causada por una infección vírica o bacteriana. También puede deberse a una reacción alérgica a agentes irritantes en el aire (como el polen y el humo), al cloro y otras sustancias químicas del agua de las piscinas o a los componentes de cosméticos u otros productos que entran en contacto con nuestros ojos.

¿Cuáles son los síntomas?

Juan Carlos Martínez Moral, Presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, recuerda que “el picor, quemazón, enrojecimiento, fotosensibilidad, sensación de cuerpo extraño y lagrimeo excesivo son los principales síntomas que alertan de la presencia de conjuntivitis”.

Tipos de conjuntivitis

La conjuntivitis alérgica es frecuente en personas propensas a las alergias estacionales que sufren una reacción generada por alguna sustancia. La infecciosa puede ser causada por infección de bacterias presentes en la propia piel o sistema respiratorio. También puede ser transmitida por los insectos, el contacto físico con otras personas, una higiene deficiente o por el uso de maquillaje o productos faciales contaminados. La conjuntivitis tóxica suele estar causada por agentes irritantes como la polución presente en el aire, el cloro de las piscinas u otras sustancias nocivas.

Consejos para prevenir la conjuntivitis

Para proteger los ojos de esta patología, los expertos del Consejo de Colegios de Ópticos-Optometristas recomiendan: • Utilizar gafas para nadar y bucear y evitar el contacto de los ojos con el agua. • No tocar o frotarse los ojos. • Lavarse las manos con frecuencia. • Cambiar las toallas diariamente y procurar no compartirlas con otras personas. • Llevar gafas de sol para protegerse del polvo y otras partículas en suspensión. • No usar los cosméticos de otra persona ni demás objetos para el cuidado personal.

Acceso al estudio original

Colegio Nacional de Ópticos Optometristas de España

http://www.cnoo.es/index.php?modulo=notasprensa&articulo=nota_2012_05