SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
Inicia
SegurCaixa Adelas

La remolacha ayuda a bajar la presión arterial

 

Estudios realizados por los científicos de la Unidad de Nutrición Humana, del Instituto para la Investigación Cardiovascular y Metabólica de la Universidad de Reading (Reino Unido), han concluido afirmando que el zumo de remolacha reduce la tensión arterial. Los investigadores han demostrado que, comparado con el agua, el zumo de remolacha reduce significativamente la presión sistólica y diastólica durante 24 horas, ocurriendo la máxima disminución tres horas después de la ingesta de remolacha.

¿Cómo actúan los nitratos?

Las verduras de hoja verde o la remolacha, podrían proteger de las enfermedades cardiovasculares por su contenido en nitratos, los cuales tienen efecto vasodilatador al ser convertidos por el organismo en óxido nítrico (NO). Concretamente, la remolacha, además de vitaminas C Y K, fibra y polifenoles, está compuesta por betalaínas, sustancias con propiedades antioxidantes que podrían contribuir a reducir la hipertensión. El consumo de remolacha de forma generaliza podría servir para proporcionar a la población nitrato en la dieta, a la vez que se aumenta la ingesta de productos vegetales.

La importancia de los antioxidantes

Por la presencia de vitaminas antioxidantes y flavonoides, el consumo de frutas y verduras ha sido considerado un protector frente a la tensión arterial elevada y a las patologías cardiovasculares. Sin embargo, en las dietas que contienen insuficientes antioxidantes (como la vitamina C), es más probable que los nitratos, presentes en la remolacha, se conviertan en nitrosaminas, sustancias que poseen efectos cancerígenos sobre el organismo.

Acceso al estudio original

Sociedad Española de dietética y ciencias de la alimentación

http://www.nutricion.org/noticias/noticia.asp?id=32

British Journal of Nutrition

http://journals.cambridge.org/action/displayAbstract?fromPage=online&aid=8514141