SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
SegurCaixa Adeslas, SA d’Assegurances i Reassegurances fa servir cookies pròpies i de tercers en aquest lloc web per millorar els serveis, elaborar informació estadística i mostrar publicitat, continguts o serveis personalitzats a través de l’anàlisi de la navegació, per a la qual cosa cal compartir dades i perfils no vinculats directament amb la seva identitat amb operadors publicitaris i altres intermediaris. Si continua navegant entenem que n’accepta l’ús. Pot obtenir més informació sobre l’ús de les cookies a la nostra Política de Cookies
Inicia
SegurCaixa Adelas

Las enfermedades coronarias aumentan con el frío

 
Según un estudio realizado en el Reino Unido, la llegada de la estación invernal aumenta las probabilidades de padecer un infarto.

Las investigaciones realizadas por el London School of Higiene & Tropical Medicine (LSHTM) y publicadas en el British Medical Journal, observaron la influencia de la temperatura en el riesgo de ataque al corazón. Este estudio reveló que, si la temperatura media diaria descendía en un grado centígrado, se producía un incremento acumulado del 2% en el riesgo de ataque al corazón durante un período de 28 días. De acuerdo con Los datos recopilados por los investigadores, se detectaron 200 infartos más en invierno que en épocas con temperaturas más altas.

La temperatura como factor de riesgo
Las bajas temperaturas pueden perjudicar más a las personas de edad avanzada o que padecen alguna enfermedad cardiovascular, diabetes o hipertensión. Según advierte la Fundación Española del Corazón (FEC), con el frío crece el riesgo de incrementarse los problemas de las personas que sufren alguna enfermedad cardiovascular o coronaria, hasta en un 20%.

Infecciones respiratorias
Además del descenso de la temperatura durante el invierno, los problemas cardiovasculares son también consecuencia de las infecciones respiratorias, cuyos efectos agravan diferentes enfermedades del corazón entre las que se podrían citar la isquemia o la insuficiencia cardiaca.

Tomar precauciones
En esta época del año, ante la prevalencia de las infecciones del tracto respiratorio, es preciso que las personas que padezcan alguna cardiopatía tomen precauciones: desde vacunarse de la gripe en otoño a abrigarse bien cuando salgan a la calle, pasando por medicarse correctamente y evitar fumar o hacer excesos en la comida.