Inicia

Los niños que ven la tele comen peor

 

Esta es la conclusión principal de un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, según sus siglas en inglés), situado en Bethesda, Maryland. El equipo de trabajo ha examinado a un total de 12.642 estudiantes con una media de edad de 13,4 años. La investigación ha valorado exposición principal de la televisión (horas al día) y el consumo realizado durante la misma.

A más TV, menos fruta

De acuerdo con los resultados obtenidos, la ingesta dietética de la juventud estadounidense está por debajo de las recomendaciones de consumo de frutas, cereales, legumbres y verduras. Del mismo modo, esta alimentación se haya por encima de las recomendaciones de consumo diario de grasa, sodio y azúcares agregados, lo que incrementa el riesgo de obesidad y enfermedades crónicas a lo largo de la vida.

¿Por qué ocurre esto?

Los autores sugieren que este comportamiento podría venir determinado por el fuerte impacto causado por los anuncios de alimentos que aparecen en televisión, que suelen ser muy energéticos y poco nutritivos. Sin embargo esta no sería la única razón. Según el informe publicado por los autores en Archives of pediatrics and adolescentes medecine “Es necesaria una mayor comprensión de los factores que contribuyen a los comportamientos alimentarios juveniles para mejorar su ingesta y salud asociada a la misma”.

Diferencias entre chicos y chicas

Por lo general, los niños mayores se alimentaban peor que los más pequeños; estos últimos presentaban un consumo más elevado de frutas y verduras, consumían menos dulces y bebidas azucaradas y no se saltaban el desayuno. Las niñas demostraron tomar más verduras y frutas que nos niños y beber menos bebidas azucaradas. Sin embargo, entre ellas es más habitual el consumo de dulces y las conductas alimentaras poco saludables, como no desayunar. En cuanto a las horas pasadas frente al televisor, no se encontraron diferencias por grupos de edad, pero sí por sexos: ellos ven más televisión que ellas.

Acceso al estudio original

Archives of pediatrics and adolescentes medecine

http://archpedi.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=1151625