SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
SegurCaixa Adeslas, SA d’Assegurances i Reassegurances fa servir cookies pròpies i de tercers en aquest lloc web per millorar els serveis, elaborar informació estadística i mostrar publicitat, continguts o serveis personalitzats a través de l’anàlisi de la navegació, per a la qual cosa cal compartir dades i perfils no vinculats directament amb la seva identitat amb operadors publicitaris i altres intermediaris. Si continua navegant entenem que n’accepta l’ús. Pot obtenir més informació sobre l’ús de les cookies a la nostra Política de Cookies
Inicia
SegurCaixa Adelas

Los peligros de la “Ortorexia”

 
Obsesionarse con un ideal de belleza o “salud” mal entendida, puede conducir a la ortorexia, un trastorno que, habitualmente, suma a las restricciones alimentarias la práctica compulsiva de ejercicio físico.

Las personas que padecen ortorexia no tienen como primer objetivo bajar de peso, lo que buscan es llevar una alimentación lo más sana y equilibrada posible algo que, paradójicamente, les lleva a dejar de consumir nutrientes que el organismo necesita para estar bien. Con frecuencia, a esta alimentación “restrictiva” se añade una desmedida práctica de ejercicio físico. Ambas conductas, realizadas de manera conjunta, debilitan el cuerpo, aumentando los riesgos para la salud.


Exceso de información
Tal y como sostiene Irene Alonso, psicóloga experta en trastornos de la conducta alimentaria: “La gran cantidad de información que hay en los medios sobre qué alimentos son saludables y cuáles no lo son, hace que muchas personas se confundan y no sepan qué deben o no comer y, ante la duda, llegan a eliminar de su dieta grupos completos de alimentos que su organismo necesita para estar sanos”.


Perfil del ortoréxico
De acuerdo con los expertos, la ortorexia afecta, sobre todo, a hombres y mujeres de unos treinta años, que quieren “empezar a cuidarse, para sentirse mejor, más jóvenes y sanos”, explica la psicóloga. “Puede empezar con la práctica de algunas dietas restrictivas depurativas (dieta del jarabe de Arce, por ejemplo), que están de moda, y que se siguen a ciegas, sin ningún tipo de control médico ni psicológico”, añade Alonso.

Eliminar grupos de alimentos
“Con el tiempo, la persona ortoréxica empieza a “exigirse más”, dejando de comer un gran número de alimentos. Muchos se “auto-convencen” de que son intolerantes a la carne, los lácteos o los huevos, por ejemplo, llegando a manifestar carencias de hierro, proteínas, calcio… vitaminas y minerales que el cuerpo precisa para poder funcionar bien”, subraya la experta.


Actúa a tiempo con los trastornos de la conducta alimentaria. Inscríbete gratis en nuestro Plan de Prevención de la Anorexia y Bulimia, gratis en Adeslas Prevención.