SegurCaixa Adeslas S.A. de Seguros y Reaseguros utiliza cookies propias y de terceros en este sitio web para mejorar sus servicios, elaborar información estadística y mostrar publicidad, contenidos o servicios personalizados a través del análisis de su navegación para lo cual es necesario compartir datos y perfiles no vinculados directamente a su identidad con operadores publicitarios y otros intermediarios. Si sigue navegando entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre el uso de las cookies en nuestra Política de Cookies
SegurCaixa Adeslas, SA d’Assegurances i Reassegurances fa servir cookies pròpies i de tercers en aquest lloc web per millorar els serveis, elaborar informació estadística i mostrar publicitat, continguts o serveis personalitzats a través de l’anàlisi de la navegació, per a la qual cosa cal compartir dades i perfils no vinculats directament amb la seva identitat amb operadors publicitaris i altres intermediaris. Si continua navegant entenem que n’accepta l’ús. Pot obtenir més informació sobre l’ús de les cookies a la nostra Política de Cookies
Inicia
SegurCaixa Adelas

Usar el chupete al dormir reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante

 

El uso prolongado del chupete se ha relacionado con aspectos negativos como la disminución de duración de la lactancia materna, la mala oclusión dentaria y algunas infecciones del oído el aparato gastrointestinal o la infección por hongo como las cándidas. Debido a ello, para algunos profesionales el chupete es hoy un objeto casi proscrito.

Sin embargo, a la vista de las últimos hallazgos, el uso del chupete disminuye el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante.

Por esta razón, desde tu Plan de Cuidados del Bebé, te recomendamos el uso restringido del chupete en determinados momentos, como al ir a dormir durante los primeros meses de vida y una vez establecida la lactancia materna (posiblemente, a partir de la segunda semana de vida).

Teniendo en cuenta los posibles efectos negativos mencionados y la dificultad de retirarlo cuanto más acostumbrado esté el bebé, se podría animar a suprimir su utilización a partir del 6º mes, cuando las posibilidades del síndrome decaen.

Si deseas ampliar información sobre éste u otros aspectos de los cuidados del bebé o modificar alguno de tus datos, consulta tu área privada en nuestra web de prevención.