Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Día Mundial de la Obesidad: 4 de marzo

 

Más de 1.900 millones de los adultos del mundo tienen sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones son obesos.

 

De acuerdo con datos ofrecidos por la OMS con motivo del Día Mundial de la Obesidad (4 de marzo), la obesidad casi se ha triplicado en el mundo desde 1975. En el año 2016, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones eran obesos. La OMS añade, además, que este problema de salud se cobra más vidas que la insuficiencia ponderal (tener un peso inferior al que corresponde a la edad). Este problema no se circunscribe a los adultos ya que se estima que 41 millones de menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos en 2016 y que, en ese mismo año, había más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) con sobrepeso u obesidad.

El problema en España

La Federación Española de Diabetes (FEDE) calcula que un 25% de la población adulta tiene problemas de sobrepeso o es obesa y que la tasa en menores es aún más alarmante, ya que se sitúa en más de un 30%. Si la tendencia no cambia, para el año 2030, desarrollarán problemas de peso alrededor de 27 millones de adultos en nuestro país. Por todo ello, los expertos reclaman una mayor implicación de todos los agentes sociales en la lucha contra esta epidemia: desde los propios pacientes hasta los gobiernos, el ámbito empresarial y la comunidad científica.

La obesidad te pone en riesgo

Desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) recuerdan que la obesidad es un factor de riesgo de padecer enfermedades no transmisibles (ENT) como diabetes tipo 2, alteraciones del aparato locomotor, enfermedad cardiovascular y algunos tipos de cáncer (principalmente de mama, colon, útero, riñón, hígado y próstata) lo que la posiciona como la quinta causa de mortalidad en todo el mundo. Los expertos de la SEEN subrayan, además, que tener obesidad grave acorta la vida una media de diez años. Los niños obesos tienen también más probabilidades de sufrir importantes problemas de salud, como dificultades respiratorias, fracturas e hipertensión y marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos. A largo plazo, la obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta.

La mejor solución es la prevención

La buena noticia es que el sobrepeso y la obesidad pueden prevenirse en su mayoría y que la mejor manera de hacerlo es adoptar un estilo de vida saludable basada, según la OMS en tres pilares básicos: limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares; aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos; y realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).



Fuentes

OMS

SEEN

FEDE



 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés