Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Comer sano para tener una buena salud mental

 

Un estudio internacional llevado a cabo por la International Society for Nutritional Psychiatry Research (ISNPR) sostiene que, para mantener una buena salud mental, es necesario alimentarse de manera equilibrada. La investigación ha contado con la participación de Vicent Balanzá, psiquiatra en el departamento del Hospital Universitario y Politécnico La Fe y profesor en la Universidad de Valencia.

La mala nutrición y las enfermedades mentales

Desde que se fundó en el 2013, el objetivo de la ISNPR ha sido impulsar la investigación de alta calidad científica sobre la prevención y el tratamiento de los trastornos psiquiátricos mediante intervenciones nutricionales. Tal y como ha declarado Balanzá "Está demostrado que la calidad de la dieta y las deficiencias de ciertos nutrientes esenciales son determinantes básicos para la salud física y mental. La nutrición se ha convertido en un factor clave para la elevada prevalencia e incidencia de enfermedades mentales muy frecuentes, como por ejemplo la depresión. Este equilibrio alimentario es tan importante en psiquiatría como lo es en otras especialidades médicas, como cardiología o endocrinología".

Alimentar el cerebro

Según Balanzá, para funcionar de forma óptima, el cerebro "necesita una adecuada ingesta de nutrientes claves, como los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga omega-3, aminoácidos esenciales, vitaminas del grupo B (fólicos y B12), vitamina D y minerales como el zinc, el magnesio y el hierro".

La dieta mediterránea es "cerebro-saludable"

Seguir una dieta equilibrada y de alta calidad, como la mediterránea, aporta al cerebro los nutrientes que necesita. "Teníamos pruebas científicas que la dieta mediterránea se asocia con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y deterioro cognitivo. Ahora sabemos también que reduce el riesgo de depresión. Son argumentos contundentes para conservar un tesoro cultural que se ha transmitido a lo largo del tiempo", subraya Balanzá.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC​

The Lancet Psychiatry