Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Dieta sana y ejercicio para mantenerse joven

 

El trabajo, realizado por investigadores del Robert and Arlene Kogod Center on Anging, de la Clinica Mayo, demuestra que una pobre dieta y la falta de ejercicio aceleran el inicio de la senescencia celular. La senescencia celular es un estado en que las células limitan su proliferación en respuesta al estrés. Este estado celular se ha asociado históricamente a envejecimiento y a diversas patologías.

Vida saludable para retrasar el envejecimiento

Los investigadores de la Clínica Mayo han descubierto que el ejercicio previene la senescencia celular prematura y protege contra los efectos dañinos de una dieta poco saludable, incluyendo problemas físicos, de corazón y de la función metabólica, como la diabetes. Tal y como ha declarado Nathan LeBrasseur, Ph.D., director del centro sobre envejecimiento y director principal del estudio: "Creemos que, tanto a nivel biológico como a nivel clínico, las malas elecciones de nutrición y estilos de vida sedentarios aceleran el envejecimiento. Las personas deben tener presente que, a pesar de que no tener sobre la mesa un diagnóstico de diabetes o de Alzehimer, estos problemas de salud pueden estar latentes y hay que trabajar duro para reducir el riesgo de que aparezcan".

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El experimento dirigido por LeBrasseur se realizó con ratones de laboratorio. Un grupo de animales recibió una dieta normal y saludable, mientras que otro tuvo una dieta de "comida rápida", alta en grasas saturadas y colesterol acompañada, además, de una bebida endulzada con azúcar. Los ratones que siguiendo la dieta de "comida rápida" mostraron cambios perjudiciales en los parámetros de salud, incluyendo el peso corporal y composición, aumentando su masa grasa en casi un 300% en el transcurso de unos cuatro meses. La masa grasa suele acumularse en el abdomen, rodeando órganos internos lo cual se relaciona con enfermedades vinculadas a la obesidad.

El ejercicio, una variable fundamental

Cuando los investigadores introdujeron el ejercicio en el programa de los ratones del experimento, descubrieron mejoras significativas de salud. Los que seguían la dieta de comida rápida redujeron su peso corporal y la acumulación de la masa grasa. Además, mostraron mayor protección contra la acumulación de células senescentes. Los ratones que tenían una dieta normal también presentaron beneficios.

El secreto de la "eterna juventud"

"Algunas personas creen que el envejecimiento es algo que ocurre a todos y que el destino decide quién tendrá Alzheimer, una enfermedad cardiovascular u osteoporosis a los 65, 70 u 80 años. Sin embargo, este estudio demuestra claramente la importancia que tienen sobre la salud los factores modificables tales como la dieta o, fundamentalmente, la actividad física celular. Esto no quiere decir que haya que ser corredores de maratón sino que debemos encontrar maneras de aumentar los niveles de actividad habituales para mantenernos sanos y prevenir los procesos que impulsan el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con el mismo", concluye LeBrasseur .

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Revista Diabetes

 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​