Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Dos bebidas azucaradas al día es demasiado

 

La insuficiencia cardíaca es un problema de salud para más de 23 millones de personas en todo el mundo. Según los datos, aproximadamente la mitad de los pacientes diagnosticados siguen vivos cinco años después. Los grupos de mayor riesgo son los hombres y los ancianos. El consumo de bebidas azucaradas está bastante extendido en el mundo, principalmente entre los jóvenes. Consumirlas de forma regular se asocia con cambios en la presión arterial, aumento de peso, diabetes, enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular. Investigadores del Instituto Karolinska de Suecia han llevado a cabo un estudio observacional que relaciona estas bebidas con la insuficiencia cardiaca.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El equipo de investigación, liderado por Susanna C. Larsson, de la Unidad de Epidemiología Nutricional del prestigioso centro sueco, pidió a más de 42.000 habitantes de Suecia (hombres nacidos entre 1918 y 1952) que anotaran cuántas bebidas endulzadas tomaban al día entre 1998 y 2010. No se hizo distinción entre bebidas con azúcar, fructosa o edulcorante artificial, pero no se incluyeron el café, té o los zumos de fruta.

Un 23% más de riesgo de sufrir insuficiencia cardiaca

Durante el período de seguimiento se diagnosticaron 3.604 casos nuevos de insuficiencia cardiaca y 509 personas murieron por esta causa, sostienen los autores del centro sueco. Tras descartar otros factores, el estudio reveló que consumir, al menos, dos vasos diarios de bebidas azucaradas, estaba asociado con un aumento del 23% en el riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca en comparación con ningún consumo. Con el objetivo de descartar si las personas con insuficiencia cardiaca no diagnosticada bebían más líquidos endulzados, los expertos excluyeron a todos los diagnosticados durante los primeros cinco años del seguimiento. Tras esto, los resultados fueron similares, aumentando incluso el riesgo asociado a un 25%.

Un hábito del que ocuparse

Los autores quieren dejar claro que se trata de una investigación observacional sin conclusiones definitivas sobre una posible relación causa-efecto. Además, como en el estudio solo participaron hombres blancos de edad avanzada, los resultados pueden no ser aplicables a grupos de edad más jóvenes, mujeres u otros grupos étnicos.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC​​​

 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés