Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

El consumo de soda, asociado a problemas de comportamiento en niños

 

El estudio (The Fragile Families and Child Wellbeing study) respalda investigaciones previas que sostenían que el consumo de estas bebidas gaseosas se asociaba con autoagresiones, depresión e, incluso, intentos suicidas en adolescentes.

Desarrollo del trabajo

Los investigadores estudiaron los datos de una muestra formada por 2929 menores, el 52% niños y el 48% niñas. De acuerdo con los resultados, el 43% de los niños de alrededor de 5 años de edad consumía al menos una bebida gaseosa por día y el 4% bebía más de cuatro refrescos de estas características, a diario. Aquellos niños que tenían por hábito ingerir cuatro o más refrescos al día presentaron el doble de probabilidades de estar involucrados en malos comportamientos que los que no bebían ninguno, y tuvieron también más problemas de atención.

¿Cuál es la validez científica del estudio?

Dado que el estudio se basa en asociaciones, no afirma tajantemente que el consumo de refrescos sea la única causa de los problemas de conducta, aunque sí apoya esta posibilidad. Para aclarar este supuesto, los investigadores tuvieron en cuenta también factores socio-demográficos, episodios de depresión materna, la existencia de violencia de género en la familia y la posible encarcelación de los padres. El vínculo entre las bebidas de soda y el mal comportamiento continuó manteniéndose, incluso después de considerar estas posibles causas.

Otros datos a tener en cuenta

No obstante, para que la afirmación del estudio fuera más sólida, los autores deberían haber considerado otros factores tales como el nivel de azúcar en la sangre: es posible que los niños que tengan menor nivel de azúcar en sangre sientan la necesidad de beber más refrescos y que sea este bajo nivel, la causa del mal comportamiento y no el exceso de refrescos. Así mismo, futuros estudios en esta línea deberían analizar el efecto sobre el comportamiento de los componentes de las bebidas gaseosas tales como la cafeína (relacionada ampliamente con falta de sueño e impulsividad a la hora de asumir riesgos), el jarabe de maíz (de alto contenido en fructosa), aspartamo, benzoato de sodio y ácido cítrico.

Mejora tu salud y calidad de vida con Adeslas. Apúntate en los servicios de Prevención y Planes de Cuidados de tu interés.