Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

El corazón prefiere el ejercicio

 

Los resultados de un experimento realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Granada pone de manifiesto que llevar a cabo un programa de ejercicio físico aeróbico combinado con fuerza, mejora marcadores de riesgo cardiovascular en mayor medida que las dietas basadas en restricción calórica. El trabajo, realizado con ratas obesas, ha revelado que hacer ejercicio quema más grasa que seguir una dieta restrictiva.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El equipo de investigación, dirigido por Virginia Aparicio García-Molina, del departamento de Fisiología de la Universidad de Granada, trabajó con ratas genéticamente obesas y con síndrome metabólico inducido. Los animales fueron  divididos en cuatro grupos según siguieran o no dieta y realizasen o no actividad física: sedentario sin restricción calórica; solo restricción calórica (un 30% menos de ingesta de alimento); solo ejercicio y ejercicio combinado con restricción calórica.

El ejercicio quema más grasa

De acuerdo con los resultados, aunque tanto la dieta hipocalórica como el ejercicio reflejaron mejoras en el organismo (mejoras en el perfil glucémico y lipídico), las ratas que realizaron actividad mejoraron también el perfil inflamatorio y la composición corporal, ya que aumentaron su masa muscular y redujeron la grasa. "La obesidad es uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, que es la primera causa de muerte en los países desarrollados, por delante del cáncer", recuerda Aparicio.

Más eficaz a largo plazo

De acuerdo con declaraciones de la autora principal del estudio, es más fácil recuperar el peso perdido tras abandonar la dieta restrictiva ya que este sistema "obliga a la persona obesa a reducir su ingesta calórica cada vez más para evitar el desalentador 'efecto rebote'. Además, los abordajes tradicionales basados en dietas requieren de mucha fuerza de voluntad, lo que conlleva un porcentaje elevado de abandono". Basándose en los resultados, los investigadores recomiendan la inclusión de ejercicio combinado para que la pérdida de peso presente mejoras duraderas sobre los marcadores de riesgo cardiometabólico, especialmente en sujetos con una predisposición genética a la obesidad en los que continuas dietas hayan fracasado.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés