Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

El estrés familiar sube la tensión

 

Según datos del estudio epidemiológico psicosocial MONICA, el mayor trabajo científico realizado en colaboración mundial sobre las cardiopatías, el estrés familiar aumenta el riesgo de padecer hipertensión, infarto y accidente cerebrovascular. Estas conclusiones se han hecho públicas durante el último congreso organizado por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC Congress 2014), organizado este año en Barcelona.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Los investigadores han contrastado datos de 870 mujeres con edades comprendidas entre los 25 y los 64 años, extraídos del estudio "MONICA-psychosocial" (MOPSY). Los informes realizados, extraídos a través de encuestas, comprendían información sobre incidencia de hipertensión, ictus e infarto de miocardio, recopilados durante 16 años.

5,59 más probabilidades de infarto

La investigación revela un 21% de prevalencia de estrés familiar entre las encuestadas. En comparación con las que no sufren este trastorno, aquellas mujeres que presentaban esta alteración psicológica tenían 1,39 veces más riesgo de hipertensión arterial; 3,53 veces más riesgo de accidente cerebrovascular y 5,59 veces más probabilidad de infarto.

Los peligros del estrés

Tal y como declara José Ramón González-Juanatey, presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela: "Estudios previos habían asociado el  estrés familiar a la enfermedad cardiovascular. Más concretamente, al infarto de miocardio. Es sabido que está vinculado a la hipertensión, pues condiciona un aumento de la catecolamina y, probablemente también, al desarrollo de la diabetes, puesto que en el proceso intervienen hormonas que promueven la resistencia a la insulina". Este trabajo pone de manifiesto, nuevamente, la necesidad de manejar el estrés en la prevención cardiovascular.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas