Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Grelos y berzas para prevenir el cáncer

 

Un grupo de expertos pertenecientes a la Misión Biológica de Galicia del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han investigado la posible influencia de grelos y berzas sobre el cáncer, concluyendo que su consumo ayuda al organismo a prevenir la patología.

La clave está en su composición

Según el equipo de trabajo, las propiedades antioxidantes y la alta concentración de compuestos anticarcinógenos de estos productos de la huerta conforman un escudo protector contra determinados tumores malignos, como el de próstata. Así, los glucosinolatos y sus derivados, exclusivos de esta familia de plantas (brásicas), podrían prevenir del cáncer. El equipo también defiende que, en el caso del cáncer de próstata, determinados isotiocianatos presentes en los grelos podrían utilizarse en el tratamiento contra la enfermedad a modo de potenciadores de los fármacos quimioprotectores y también de los antitumorales.

Imprescindibles en la dieta

Además de tener capacidades evidentes para combatir determinadas células tumorales, estos "alimentos funcionales" poseen una gran riqueza en proteínas y en vitaminas A, E y C y son una importante fuente de minerales como el hierro, el potasio o el calcio. Los investigadores recuerdan que las propiedades antioxidantes de grelos y berzas, están presentes incluso cuando estos alimentos se encuentran enlatados o en envase de cristal. Por todo ello, el equipo hace hincapié en la importancia de incluir las brásicas dentro de la dieta.

Más glucosinolatos en otoño

Los integrantes de Misión Biológica de Galicia concluyen también que las brásicas que se plantan en otoño tienen mayores índices de glucosinolatos, volviéndose aún más eficaces en la prevención del cáncer.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Misión Biológica de Galicia del Centro Superior de Investigaciones Científicas​