Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

La dieta hipo-lipídica: la más eficaz para perder peso

 

En los últimos años, la dieta baja en hidratos de carbono ha sido muy recomendada para bajar peso ya que la falta de los mismos en el organismo reduce la producción de insulina y aumenta la quema de lípidos. Este planteamiento presupone que la reducción de lípidos de la dieta sin variar el consumo de carbohidratos o proteínas no tenía ningún efecto sobre la insulina y, por tanto, tampoco sobre la grasa. Un estudio reciente, liderado por Kevin D. Hall, del Instituto Nacional de Diabetes de Estados Unidos, revela que la dieta baja en grasas provoca una mayor pérdida de grasa corporal que las dietas en las que se consumen pocos hidratos.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El objetivo del equipo de Hall era entender mejor los cambios metabólicos que ocurren en el organismo cuando se suprimen las calorías de la dieta, bien por grasa o bien por carbohidratos. Para ello, los investigadores recopilaron datos de decenas de estudios de nutrición realizados desde el 2003 y diseñaron modelos matemáticos sobre cómo los diferentes nutrientes afectan al metabolismo y al peso corporal. Además, seleccionaron a 19 voluntarios con obesidad que vivieron en una sala conjunta durante dos semanas, llevando un estricto control de todo lo que comían.

A menos grasas ingeridas, mayor pérdida de peso

Los investigadores comprobaron que, en efecto, la dieta baja en hidratos favorece la pérdida de peso. Pero, que la dieta baja en lípidos, pese a no provocar cambios en los niveles de insulina, consigue una mayor pérdida de grasa. Los científicos predijeron la conducta de estas dietas en 6 meses, concluyendo que ambas dietas conseguirían resultados similares a largo plazo ya que el cuerpo tiende a evitar la pérdida de grasa en ambos supuestos: cuando el consumo de hidratos de carbono o de lípidos es bajo y el de calorías y proteínas es similar.

Los buenos hábitos alimentarios son la mejor dieta

Para confirmar estos resultados, los autores del trabajo sostienen que es necesario realizar más estudios en esta línea. "La mejor dieta es aquella que resulta saludable para uno mismo, que se pueda mantener en periodos largos de tiempo y, si es posible, convertirlo en un hábito", concluye Hall.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC​​