Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Los menores que comen vegetales también consumen comida basura

 

Sarah Anderson, profesora asociada de epidemiología en la Ohio State University es coautora de un estudio en el que se analizan los hábitos alimentarios de niños de 2 a 5 años de edad. Según sus declaraciones "Hemos asumido que los niños que comen muchos productos saludables consumen poca comida basura. Sin embargo, la realidad de nuestro estudio demuestra que no tiene por qué ser así".

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Para llevar a cabo la investigación, un grupo de entrevistadores se reunió con padres o tutores de 357 niños de 2 a 5 años de edad para preguntarles con qué frecuencia los menores habían comido ciertos alimentos durante la semana anterior. Los alimentos y bebidas estaban clasificados en categorías saludables y no saludables. Las opciones saludables incluían frutas, verduras y leche. Las opciones no saludables incluían bebidas dulces, comida rápida y aperitivos salados.

La dulce tentación

Los resultados revelaron que los niños que consumían alimentos y bebidas saludables también ingerían productos con un elevado porcentaje de azúcares, grasas y sal. Aproximadamente la mitad comieron fruta dos o más veces al día. Algunos rara vez comían verduras pero, más de un tercio de ellos, tenía acceso a ellas varias veces al día. La mayoría de los niños bebían leche al menos una vez al día. Sólo un tercio de los niños no tomaba bebidas endulzadas con azúcar, incluyendo refrescos y el 29% no había comido comida rápida.

Doble discurso

Los esfuerzos para reducir las tasas de obesidad infantil a menudo se centran en la adición de "buenos" alimentos a la dieta y no de evitar "malos alimentos". Tal y como ha declarado Phyllis Pirie, profesor de comportamiento de la salud de la Ohio State University y co-autor del estudio "Hemos supuesto que si se animaba a la personas adoptar una alimentación saludable ellas rechazarían la comida poco saludable. Pero no es así. El estudio sugiere que debemos apoyar dos discursos, uno que defienda la importancia de consumir alimentos sanos y otro que haga hincapié sobre los aspectos negativos del consumo de alimentos con altas cantidades de grasa, sal y azúcares". Anderson, por su parte, ha comparado este descubrimiento con investigaciones anteriores que mostraban que una persona puede ser, al mismo tiempo, muy activa y muy sedentaria. El hecho de correr maratones en el fin de semana no significa que la persona no se pase sentado en una silla de escritorio la mayor parte de sus horas despierto entre semana.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Ohio State University

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​