Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Obesidad: cuestión de peso, no de grasa

 

Científicos de la Universidad de Granada (UGR) “redefinen” el concepto científico de obesidad considerándolo como un exceso de peso corporal, ya sea de grasa o de músculo, para una altura dada, y no sólo un exceso de grasa corporal como se creía hasta ahora. El trabajo ha sido coordinado por Francisco B. Ortega, investigador Ramón y Cajal en la Facultad de Ciencias del Deporte de la UGR, y codirector del grupo de investigación PROFITH.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El equipo de Ortega ha analizado datos provenientes del Aerobics Center Longitudinal Study (ACLS), realizado por el Cooper Institute en Texas (EE UU) desde la década de los 70 hasta nuestros días. En él han participado más de 60.000 personas a las que se ha realizado un seguimiento promedio de unos 15 años con el objetivo de valorar cómo factores como la obesidad predicen el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular. Este trabajo es novedoso ya que, además de evaluar el Índice de Masa Corporal (IMC=peso(kg) dividido por la altura(m)2) de los participantes, se tuvo en cuenta la cantidad de grasa y músculo de los mismos.

Un concepto de 1832

El IMC, propuesto por Adolphe Quetelet en el año 1832, es el índice antropométrico más utilizado en todo el mundo. Sirve para definir cuando una persona tiene sobrepeso (IMC≥25kg/m2) u obesidad (IMC≥30kg/m2). Tal y como defiende Ortega: “El IMC recibe al mismo tiempo muchas y muy fuertes críticas, por su falta de capacidad para discriminar si un alto peso corporal se debe a que la persona tiene mucha grasa, mucho músculo o ambos. Muchos autores proponen que se debería usar el porcentaje de grasa en lugar del IMC, sobre todo cuando se estudie en relación con la enfermedad cardiovascular”.

El IMC: el mejor detector de ECV

El objetivo de los autores fue comprobar si la grasa corporal era un indicador más potente de mortalidad que el IMC. Sin embargo, los resultados revelaron que el IMC era un predictor significativamente más potente que el porcentaje graso en la predicción del riesgo futuro de morir por enfermedad cardiovascular (ECV). “Nosotros nos planteamos que una hipótesis posible sería que no solo grandes cantidades de grasa se asocien con mayor riesgo, sino quizás también grandes cantidades de musculo o masa no grasa”, apunta Ortega.

Cuidar el peso para cuidar la salud

La investigación ofrece resultados novedosos y casi contradictorios con las creencias existentes, apoya rotundamente el uso del IMC en grandes estudios epidemiológicos, y contribuye a entender mejor lo que es la obesidad y cómo esta se asocia con la enfermedad cardiovascular.


Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?  

Agencia SINC