Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Relacionan la desnutrición infantil con la hipertensión en la edad adulta

 

El autor principal del trabajo, Terrence Forrester, de la Universidad de las Indias Occidentales de Mona (Kingston, Jamaica) sostiene: "Si las necesidades nutricionales no se cumplen durante en los primeros 5 años de vida, cuando las estructuras del cuerpo son altamente susceptibles a cambios potencialmente irreversibles, podría haber consecuencias a largo plazo sobre la anatomía del corazón y el flujo sanguíneo en el futuro".

¿Cómo se ha realizado el trabajo?

Para llevar a cabo la investigación, el equipo de Forrester estudió los datos de 116 adultos que sufrieron desnutrición durante su crecimiento en Jamaica, con 45 hombres y mujeres que fueron alimentados adecuadamente cuando eran niños. La mayoría de ellos tenían entre 20 y 30 años. Se consideró su altura, peso y presión arterial; su función cardiaca se analizó mediante  ecocardiograma o estudios por imágenes.

Conclusiones claras

De acuerdo con los resultados, los adultos que sobrevivieron a la desnutrición en la primera infancia tenían la presión arterial diastólica más alta en comparación con los que no estaban desnutridos. Además, su resistencia periférica, medida de la resistencia al flujo sanguíneo en los vasos más pequeños, era superior y su bombeo cardíaco menos eficiente.

Impacto del estudio

La desnutrición infantil está más generalizada en los países que están en vías de desarrollo. Sin embargo, en los países desarrollados este hecho también es preocupante. Según el Departamento de Agricultura Estadounidense (USDA), en el año 2012 8,3 millones de niños de Estados Unidos vivían en hogares con inseguridad alimentaria. Esto significa que, a lo largo del año, había varias ocasiones en las que no había suficiente comida para todos los miembros del hogar. Reducir la desnutrición integral podría ayudar a prevenir y controlar la presión arterial alta, afirma Forrester.

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Hypertension: Journal of the American Heart Association​