Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

¿Seguimos la dieta mediterránea en España?

 

Una evaluación nutricional reciente sobre los hábitos de alimentación en España revela que, a pesar de lo recomendado, los españoles no tenemos una adherencia significativa a la dieta mediterránea. Eso sí, tal y como ha afirmado el doctor Emilio Martínez de Victoria, catedrático de Fisiología e Investigador del INYTA (Universidad de Granada) y miembro del Comité Científico de la FINUT (Fundación Iberoamericana de Nutrición): "Seguimos conservando hábitos propios de esta dieta como el consumo de aceite de oliva, que nos diferencia de otros países del centro y el norte de Europa".


Una alimentación "mejorable"

La conclusión de los expertos de FINUT se ve respaldada por los datos de un sondeo llevado a cabo por IMOP-Berbés que concluye que casi un 40% de los españoles considera que su alimentación no es buena o podría mejorar. Así, aunque la mayoría de los encuestados son conscientes de los beneficios de una alimentación equilibrada, con reducción del consumo de carnes y un predominio de frutas y verduras, muchos de ellos no la siguen.


El objetivos para los jóvenes: comer más frutas y verduras

Según los resultados obtenidos en la pregunta IMOP-Berbés, un 63% de la población española cree que su nutrición es adecuada, predominando entre ellos los mayores de 65 años, cuyo porcentaje alcanza hasta el 82% en este caso. Por el contrario, casi un 40% de los españoles (en concreto, un 37%) considera que su alimentación no es buena (6%) o podría mejorar (31%). De entre estos dos grupos, un 37% considera que perfeccionarían su nutrición consumiendo mayor cantidad de frutas y verduras, destacando sobre todo los jóvenes de entre 14 y 24 años (que alcanzan hasta un 50%), siendo los que menos apuestan por esta opción los mayores de 65 años (26%).


Otras opciones para optimizar la alimentación

Los españoles encuestados se plantean otras opciones de mejora para su alimentación, como llevar una dieta más completa y variada (19%) o tener unos horarios estables de comidas (17%). También señalan como alternativas para optimizar su alimentación ingerir menos azúcares (9%), comer más pescado (8%), consumir menos grasas (8%) o reducir la cantidad de comida (7%). Otras iniciativas minoritarias son reducir el consumo de comida precocinada, evitar el exceso de sal, comer más productos ecológicos, no saltarse ninguna comida importante del día, masticar despacio los alimentos o aumentar el consumo de legumbres.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 ¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Berbés y asociados​

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés