Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Vuelta al cole y dolores de cabeza

 

Médicos del Nationwide Children's Hospital de EE.UU. demuestran que los dolores de cabeza en los niños aumentan en otoño, asociando esta tendencia con el estrés y los cambios de rutina y sueño que supone la vuelta al cole.

¿Cómo se ha realizado el trabajo?

La investigación, conducida por Ann Pakalnis, profesora de la Ohio State University College of Medicine y su compañero neurólogo Geoffrey Heyer, parte de un análisis retrospectivo de unas 1.300 visitas realizadas a urgencias entre 2010 y 2014. Los resultados constatan un incremento en los dolores de cabeza en otoño en niños desde los 5 a los 18 años.

Diferencias entre niños y niñas

Según los datos, los dolores de cabeza son frecuentes en los menores de cinco a nueve años. En los niños, éstos tienden a mejorar en la adolescencia. "Con frecuencia, las migrañas hacen su primera aparición en las niñas en la época de la pubertad y, por desgracia, tienden a persistir hasta la edad adulta", señala la autora.

¿Por qué en otoño?

El incremento de los dolores de cabeza en otoño puede atribuirse a una serie de factores, incluyendo el estrés académico, los cambios de rutinas y un aumento de la actividad extraescolar. Otros desencadenantes comunes del dolor de cabeza son la falta de sueño, saltarse las comidas, la mala hidratación, el exceso de cafeína, la falta de ejercicio y pasar demasiado tiempo delante de una pantalla.

Cefaleas tensionales y migrañas en niños

Los dolores de cabeza más vistos por los médicos son las migrañas y las cefaleas tensionales. Las migrañas son menos comunes en los niños, pero resultan ser muy severas en relación con el dolor que los menores están acostumbrados a experimentar. Suelen asociarse con náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz, el sonido y el olor. Las cefaleas tensionales se manifiestan como una sensación de presión en la cabeza que, pese a generar incomodidad, no impide a los niños continuar con su actividad normal.

Herramientas para luchar contra ello

Según el Howard Jacobs, especialista en dolor de cabeza en Nationwide Children's Hospital, los dolores de cabeza a menudo se pueden prevenir realizando tres comidas al día, durmiendo lo suficiente por la noche sin necesidad de echarse una siesta durante el día, tomando suficientes líquidos, y esforzándose en eliminar las tensiones que ha tenido el niño durante el día. Los medicamentos para el dolor como el paracetamol o el ibuprofeno también pueden ser útiles, pero es posible que empeoren los dolores de cabeza si se toman con demasiada frecuencia. Si los dolores son muy fuertes, cambiantes o continuados, el experto recomienda a los padres trabajar mano a mano con el médico para saber gestionarlos y prevenirlos.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Nationwide Children's Hospital​