Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Buenos hábitos de sueño desde la infancia

 

De acuerdo con una investigación llevada a cabo por científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus (EE.UU.), dirigida por Sarah Anderson, existe una relación directa entre acostarse tarde en la infancia y padecer obesidad. Según sus datos, los preescolares que se van a la cama antes de las ocho, reducen el riesgo de padecer obesidad en la adolescencia mientras que aquellos que se van a dormir más tarde de las nueve duplican su posibilidad de ser obesos.


¿Cómo se ha realizado el estudio?

El equipo de Anderson analizó los hábitos de sueño de 977 niños con una media de edad de 4,5 años. Tiempo más tarde, cuando los pequeños ya eran adolescentes de unos 15 años, se recogieron datos sobre su índice de masa corporal (IMC). Los participantes fueron divididos en tres grupos: aquellos que se acostaban antes de las 8 (el 25% de los menores); los que lo hacían entre las 8 y las 9 (un 50%) y los que lo hacían más tarde.


Cuanto más tarde, más riesgo

De acuerdo con los datos obtenidos, el 10% de los adolescentes que se habían ido a la cama antes de las 8 cuanto eran niños, tenían obesidad; esta cifra alcanzaba el 16% cuando los pequeños se habían acostado entre las 8 y las 9 y llegaba al 23% cuando sus rutinas de sueño empezaban más tarde de las 9. Investigaciones previas demostraban que los niños que se acuestan tarde tienen más riesgo de obesidad pasados cinco años. Este nuevo trabajo prolonga hasta diez años los efectos de esta relación entre la hora de irse a la cama y la obesidad.


La importancia de las rutinas

Aunque irse a la cama temprano no significa que los niños se duerman antes, es fundamental establecer una hora temprana de ir a dormir. Esta rutina favorece que el pequeño duerma la cantidad de horas que necesita para su desarrollo.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 ¿Dónde se ha publicado esta noticia?

The journal of Pediatrics​


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés