Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

El ajo morado es “ginecosaludable”

 

​El estudio científico "El Ajo como producto natural. Sus componentes terapéuticos activos y preventivos", llevado a cabo por ginecólogos españoles bajo la supervisión de la SEGO (Sociedad Española de Obstetricia y Ginecología), en colaboración con la cooperativa Coopaman, de Las Pedroñeras (Cuenca), el ajo morado natural integrado en la alimentación tiene efectos positivos sobre la salud de la mujer.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Para obtener sus conclusiones, los investigadores han recopilado durante un año y medio datos de 350 mujeres de toda España. El trabajo se ha realizado atendiendo a uno de los principales objetivos de la SEGO, que es concienciar, informar y desarrollar hábitos saludables como medida de prevención frente a las enfermedades más comunes en la población femenina. Su reto es ofrecer a las mujeres de todas las edades, de una forma sencilla pero práctica y con rigor científico, consejos fundamentales para llevar un estilo de vida "ginecosaludable", prácticamente en todas sus etapas así como en el periodo gestacional y puerperal.

Importantes beneficios

De acuerdo con su estudio, el ajo morado presenta beneficios en el embarazo y también cuando aparecen diferentes patologías tales como síndrome varicoso, hipertensión, diabetes gestacional, enfermedades autoinmunes, hepáticas, aumento patológico del colesterol y grasas en general, así como enfermedades infecciosas provocadas por hongos y parásitos. Además, demuestra ayudar al organismo en procesos de cicatrización relacionados con cesáreas, episiotomías, desgarros perineales o lesiones del pezón.

Cantidad diaria recomendada

Según la SEGO, la dosis recomendada diaria de ajo morado no debería ser inferior a un diente de ajo administrado por vía oral y en periodos de cuatro semanas. Con esta dosis bastaría para que este alimento influyera positivamente en la fisiología y equilibrio metabólico femenina, tanto en sus distintas etapas cronológicas, circunstanciales como el embarazo, o aquellas sometidas a terapia hormonal contraceptiva o sustitutiva en la menopausia.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas​