Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

El cambio climático nos quita el sueño

 

​Dormir bien es vital para el correcto funcionamiento del organismo. Sin embargo, en la actualidad, aproximadamente un tercio de los adultos reportan dificultades de sueño, haciendo que la falta de descanso se convierta en un problema de salud pública. Un sueño escaso aumenta el riesgo de patologías graves, tales como enfermedad cardiovascular, diabetes y obesidad. La falta de sueño, además, perjudica el funcionamiento psicológico y cognitivo, produciendo alteraciones emocionales y dificultades de aprendizaje. Tanto la temperatura corporal como la temperatura ambiente influyen significativamente en los patrones de sueño. Basándose en esto, Nick Obradovich, estudiante de doctorado en Ciencias Políticas en la Universidad de California en San Diego (Estados Unidos), ha llevado a cabo una investigación sobre las posibles alteraciones que puede provocar el cambio climático (asociado a la subida de temperaturas) sobre el sueño.


¿Cómo se ha realizado el estudio?

Para realizar su investigación, Obradovich analizó los datos de 765.000 residentes de Estados Unidos entre 2002 y 2011. Todos ellos eran participantes de una encuesta de salud pública (Behavioral Risk Factor Surveillance Survey), llevada a cabo por los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés). Las noches de sueño insuficiente que reportaron los participantes, se pusieron en relación con los datos de temperatura de los Centros Nacionales de Información Ambiental coincidentes con esas jornadas. Además, Obradovich combinó los efectos de las temperaturas inusualmente cálidas en el sueño con las proyecciones del modelo climático.


Los ancianos y los pobres, los más perjudicados

El análisis de datos históricos demuestra que existe un vínculo demostrable entre las temperaturas nocturnas atípicamente altas y el sueño insuficiente. Dicha relación es aún más sólida en los meses de verano y entre personas ancianas y de bajos ingresos. El autor de la investigación señala que esta tendencia al sueño insuficiente causada por la subida de las temperaturas podría agravarse con el paso de los años, debido al cambio climático.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Science Advances​


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés