Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

El tabaco también es peligroso para los poco fumadores

 

Según un estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de Estados Unidos, las personas cuya media habitual de consumo de tabaco es inferior a un cigarro al día, tienen un 64% más de riesgo de muerte prematura que los que no han fumado nunca. Este riesgo se eleva al 87% entre aquellos que fuman entre uno y diez cigarros al día. Los riesgos registrados entre los fumadores de baja intensidad son más bajos en comparación con los que todavía eran fumadores, y menores aún entre aquellos que habían dejado de fumar a edades tempranas.


¿Cómo se ha realizado el estudio?

Aunque los efectos negativos del tabaco sobre la salud y su relación con el cáncer de pulmón han sido ampliamente estudiados, hasta ahora ningún estudio había analizado los riesgos que tiene sobre la salud el tabaquismo de baja intensidad. Los científicos de esta investigación pionera han analizado datos de 290.000 adultos recogidos en un estudio sobre estilo de vida. Los poco fumadores fueron definidos como aquellos que fuman con regularidad, pero menos de 10 cigarros al día. Todos los participantes tenían entre 59 y 82 años al inicio del estudio. Los participantes fueron consultados sobre sus hábitos de consumo de tabaco durante nueve periodos de sus vidas, empezando en el momento en que cumplieron 15 años y hasta que alcanzaron los 70 años. Entre los fumadores habituales, 159 reportaron fumar menos de un cigarrillo al día de forma habitual durante los años en que habían fumado. Unos 1.500 reportaron fumar entre 1 y 10 cigarrillos al día con regularidad.


Entre doce y nueve veces más riesgo de padecer cáncer de pulmón

Los datos revelan que aquellos que fumaban de media menos de un cigarrillo al día durante su vida, presentaban nueve veces más probabilidades de morir de cáncer de pulmón que los que nunca habían fumado. Los que fumaban entre 1 y 10 cigarrillos al día, presentaron un riesgo de morir de cáncer de pulmón 12 veces mayor que los que nunca habían fumado.


Una investigación en sus inicios

Los autores sostienen que será necesario seguir investigando en esta línea para obtener resultados más concluyentes. El hecho de que el estudio se basase en los recuerdos de la gente sobre el consumo de tabaco añade cierto grado de incertidumbre a los resultados. Además, a pesar del gran número de personas encuestadas, los fumadores de baja intensidad estudiados fueron relativamente pocos. Otra limitación del estudio es que los participantes eran mayoritariamente de raza blanca y de 60 a 70 años. El estudio también carecía de información detallada sobre los patrones de uso entre los participantes que informaron fumar menos de un cigarrillo por día. Por lo tanto, los investigadores no podían comparar los efectos del tabaquismo cada dos días, cada pocos días o semanalmente, por ejemplo.

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

National Institutes of Health​


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​