Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

La contaminación aumenta, el asma infantil también

 

Los resultados de un nuevo estudio de ISGlobal revelan que el 33% de los casos nuevos de asma infantil en Europa son atribuibles a la contaminación atmosférica. 

El asma es la enfermedad crónica más común en la infancia. Cada vez son más las evidencias científicas que sugieren que la exposición a la contaminación atmosférica podría incrementar el riesgo de desarrollar esta enfermedad respiratoria durante la infancia. Un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), un centro impulsado por "La Caixa", y publicado en European Respiratory Journal va un paso más allá y sugiere que las recomendaciones actuales de la OMS relativas a los niveles de NO2 no protegen suficientemente a niños y niñas del asma infantil.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

La investigación parte de los datos sobre contaminación y asma infantil en 18 países europeos (entre ellos España) donde hay 63,4 millones de niños. Sus conclusiones sostienen que un número elevado de casos de esta enfermedad crónica son atribuibles a la exposición a la contaminación atmosférica. El porcentaje de casos nuevos anuales atribuibles a la contaminación atmosférica varía en función de cada uno de los tres contaminantes estudiados: 33% en el caso de las Partículas en Suspensión de Menos de 2,5 micras (PM2,5) 23% para Dióxido de Nitrógeno (NO2 ) y 15% para Carbono Negro (BC).

Reducir la contaminación atmosférica podría prevenir hasta un 33% de los casos

Tal y como revelan los resultados de este trabajo, hasta un 11% de los casos nuevos de asma infantil podrían ser prevenidos cada año si los países europeos cumplieran con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) relativos a los niveles de partículas contaminantes PM2,5. Los científicos afirman también que la reducción de la contaminación atmosférica por PM2,5 alcanzase los niveles más bajos registrados en la literatura científica, el porcentaje de casos nuevos prevenibles por año ascendería al 33%.

Una llamada a la acción

En palabras de Haneen Khreis, primera autora del estudio e investigadora asociada al Centro para el Avance de la Investigación en Emisiones del Transporte, Energía y Salud del Instituto A&M del Transporte de Texas, estos resultados constituyen una llamada a la acción urgente: "Solo en los dos últimos años, han surgido diversos análisis sobre contaminación atmosférica y la aparición del asma infantil, lo cual refuerza la hipótesis de diversos grupos de investigación que sostienen que la contaminación atmosférica contribuye de manera sustancial a la carga de enfermedad del asma pediátrico. En gran medida, estos impactos en la salud se pueden prevenir y existen numerosas intervenciones que pueden reducir los niveles ambientales de contaminación del aire y la exposición de niños y niñas. Podemos y debemos hacer alguna cosa al respecto".


Fuentes

ISGlobal

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés