Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Las siestas largas favorecen la aparición de diabetes

 

​La "siesta", una costumbre extendida en el mundo entero, podría resultar negativa para la salud en caso de prolongarse más de la cuenta. Un trabajo reciente, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Hong Kong, concluye que dormir durante el día una hora o más, incrementa el riesgo de padecer diabetes, tanto prevalente como incidental.


¿Cómo se ha realizado la investigación?

El estudio, dirigido por Vivian Guo, del Departamento de Familia, Medicina y Atención Primaria de la Facultad de Medicina de la Universidad de Hong Kong, ha partido de diez estudios (cuatro transversales y seis de cohorte longitudinal), en los que se recopilaron datos de 304.885 individuos y 20.857 casos, registrándose una prevalencia media de siesta del 47%.


Un 31% más de riesgo de padecer diabetes

El equipo de Guo tenía por objetivo investigar la asociación entre la siesta diurna y la prevalencia de diabetes mellitus, basándose en la revisión sistemática y los datos meta-analíticos. Según sus conclusiones, los individuos que se echaban una siesta diaria durante un tiempo igual o superior a una hora, presentaban un 31% más riesgo de desarrollar diabetes. Sin embargo, aquellos que "siesteaban" durante periodos más cortos, no presentaban más probabilidades de padecer esta patología. Aunque los datos parecen claros, Guo y su equipo sostienen que sería necesario llevar a cabo más investigaciones para confirmar esta relación entre siestas largas y diabetes.


Otro estudio ya relacionó las siestas largas con la diabetes

El trabajo de Guo no hace sino reforzar un un estudio anterior, llevado a cabo en la Universidad de Tokio (Japón), demostró que las personas que duermen diariamente una siesta superior a 60 minutos, tienen hasta un 45% más de riesgo de diabetes en comparación con aquellas personas que no duermen durante el día o que lo hacen durante un tiempo inferior a 40 minutos. Tomohide Yamada, autor principal de este trabajo, declara que, "Al igual que la dieta y el ejercicio, el sueño es un componente importante de nuestro estilo de vida saludable. Las siestas cortas pueden tener un efecto beneficioso en nuestra salud, pero todavía no sabemos la fuerza de ese efecto o cómo es el mecanismo por el que funciona".

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

National Center for Biotechnology Information​

American College of Cardiology

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés