Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Los suplementos vitamínicos, a examen

 

Un trabajo de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) afirma que los suplementos vitamínicos no aportan nada a una alimentación saludable.

 

En la teoría, los suplementos vitamínicos tienen como finalidad complementar una ingesta deficiente de vitaminas provenientes de la dieta normal. Sin embargo, en la práctica, esto no es así. De acuerdo con expertos de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC), los suplementos vitamínicos no presentan ningún beneficio claro e, incluso, podrían ser perjudiciales para la salud: "No tiene sentido enriquecer con vitaminas y minerales los alimentos de consumo diario si hacemos una alimentación equilibrada. No disponemos de evidencia científica que demuestre los beneficios claros de una suplementación con vitaminas o minerales para prevenir enfermedades o evitar su progresión", declaran e un informe hecho público recientemente.

¿Cómo se ha realizado el trabajo?

Para llegar a estas conclusiones, los expertos de esta sociedad han analizado estudios publicados recientemente sobre el efecto de las vitaminas en distintas enfermedades. Según afirman: "Todo lo que hacemos por salud debe ser considerado en el contexto de riesgos beneficios. Cuando el primero supera al último no es razonable proceder. En el caso de los suplementos, para la mayoría de las personas, el beneficio es mínimo o inexistente".

Suplementos vitamínicos y enfermedades crónicas

En lo relativo a las enfermedades crónicas, los expertos de SemFYC son claros: no hay que usar estos productos para prevenir patologías graves ya que, lejos de prevenirlas, podrían incluso ser perjudiciales.

  • Respecto al cáncer, recuerdan que no se deben usar suplementos para su prevención. 

  • Respecto a enfermedades cardiovasculares, sostienen que la suplementación con ácidos grasos poliinsaturados del tipo omega-3, no está asociada, ni de forma relativa ni absoluta, con un menor riesgo de mortalidad por cualquier causa, ni en concreto tampoco con la disminución del riesgo por muerte súbita, infarto de miocardio o ictus. Afirman que, en personas que han sufrido recientemente un problema coronario a los que se les proporcionó suplementos vitamínicos y de minerales, y que fueron seguidos durante tres años, la suplementación no les protegió de nuevos infartos con respecto a los que no los tomaron.

  • Respecto a la diabetes, recuerdan que no hay evidencias claras del beneficio de la suplementación con vitaminas o minerales en personas con diabetes sin deficiencias de las mismas. Hay insuficiente evidencia que apoye el uso rutinario de micronutrientes como cromo, magnesio y vitamina D para la mejora del control glucémico en personas con diabetes.

  • Respecto a los problemas de memoria, mencionan un estudio publicado recientemente que analizó el efecto de las vitaminas en el deterioro cognitivo (Memoria). En 6000 pacientes mayores de 65 años seguidos durante 12 años, concluyendo que la toma de vitaminas no previno ni disminuyó los problemas de memoria.

 

Suplementos vitamínicos: un riesgo para la salud

Desde SemFYC advierten también que los beta-caroteno, la vitamina E, y altas dosis de vitamina A pueden ser perjudiciales para la salud. La excepción puede ser la vitamina D, en la que el papel de su suplementación es un área abierta de investigación, especialmente en los que tienen deficiencia de vitamina D, para ver si los beneficios superan a los riesgos. Los estudios de suplementación con vitamina D han dado resultados contradictorios, algunos concluyen que previenen caídas en personas mayores, otros no encuentran beneficios, incluso en un estudio aumenta las caídas. Los expertos de la SemFYC recuerdan que no hay que olvidar que hay un grupo que necesita especialmente suplementos de vitamina: las mujeres embarazadas. Para ellas, la administración de suplementos de ácido fólico es importante porque previene defectos del tubo neural en sus bebés. Esta sería solamente una excepción para los suplementos que no se puede generalizar.

 

Fuente:

Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria

Ver el documento: Suplementos vitamínicos y alimentación

 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés