Inicio de sesión

¿Estás preparado contra las alergias alimentarias?

 

Dentro de la Campaña sobre Alergia a Alimentos y Anafilaxia, la EAACI (Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica) continúa trabajando para sensibilizar e informar sobre el aumento del riesgo de padecer reacciones alérgicas graves. La anafilaxia es una reacción alérgica grave, de instauración rápida y que, en ciertas situaciones, puede llevar incluso a la muerte debido a paro cardíaco o respiratorio. Los estudios llevados a cabo por EAACI demuestran que el número de reacciones alérgicas y shocks anafilácticos han aumentado de forma constante en los últimos 10 años. En el caso de los menores de cinco años, estos números incluso se han doblado durante este período, y, en paralelo, el número de visitas a urgencias por casos de reacciones graves se ha multiplicado por siete.

Más del 50% de los europeos afectados por alergia

La EAACI estima que, en la próxima década, más de la mitad de la población europea estará expuesta a la aparición de alguna forma de alergia durante su vida. La Academia atribuye estos datos a unos cambios constantes en el estilo de vida, así como cambios medioambientales derivados de un proceso continuado de urbanización y globalización.

De los 15 a los 24 años aumenta el riesgo

Los expertos recomiendan a las personas que padecen alergia que indiquen y recuerden sus limitaciones alimentarias siempre que coman fuera de casa, que preguntan ante la menor duda acerca de la comida, que eviten ciertos alimentos desencadenantes (leche, huevos, frutos secos...) y que tengan siempre a mano un autoinyector de adrenalina. EAACI estima que esto último es incluso más importante para el grupo de afectados con edades comprendidas entre los 15 y 24 años. Sus estudios demuestran que esta franja de la población, considerada de alto riesgo, tiene una tendencia mayor a asumir riesgos a la hora de llevar consigo un autoinyector, evitar alimentos y analizar potenciales contingencias en situaciones especiales.

Síntomas de una reacción alérgica grave

El inicio de un shock anafiláctico es bastante repentino (abarca desde varios minutos hasta dos horas), con un deterioro rápido y puede llegar a provocar la muerte si no se consigue administrar adrenalina a la persona afectada. Cuando se ingieren alimentos que desencadenan alergia, el organismo de la persona manifiesta diferentes reacciones como erupciones cutáneas con enrojecimiento y picor, hinchazón de ojos, labios, manos y pies, estrechamiento de las vías respiratorias que puede causar sibilancias y dificultad respiratoria, caída brusca de la tensión... Reaccionar con rapidez cuando estos aparecen resulta clave para impedir que la persona tenga un problema grave que puede llegar a ser fatal.

Acceso al estudio original

EAACI (Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica

http://www.eaaci.org/pressreleases/121213EAACI_Alergiasalimentarias_Atencionespecialalacocinaduranteestasfiestas.pdf