Inicio de sesión

13 de junio, todos contra el cáncer de piel

 

Pese a que esta enfermedad presenta una incidencia muy alta, también suele tener un muy buen pronóstico y curarse en la mayoría de los casos. Existen dos tipos de cáncer, el melanoma y el no melanoma o carcinoma cutáneo. El primero de ellos, el más grave, es el que menos incidencia tiene ya que supone un 1,5 de los cánceres cutáneos que se descubren.

Sobre el melanoma

Según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), en la actualidad se diagnostican unos 160.000 casos al año en todo el mundo (79.000 hombres y 81.000 mujeres). La mayor incidencia se registra en países con fuerte irradiación solar y con una población blanca no autóctona, lo que sucede en Australia, Nueva Zelanda, USA y Sudáfrica. En España se diagnostican unos 3.600 casos anuales. Como en el resto de Europa, es un tumor más frecuente entre las mujeres (2,7% de los cánceres femeninos) que entre los hombres (1,5%). Se registran casos prácticamente a cualquier edad, aunque la mayoría se diagnostican entre los 40 y los 70 años.

Sobre el no melanoma

Los carcinomas cutáneos no-melanoma son los tumores malignos de la piel diferentes a los melanomas. De acuerdo con la AECC está causado principalmente por la luz del sol (ultravioleta, UV). Así, la incidencia media en tasa (número de casos por 100.000 habitantes) es mayor en países con mucho sol, como Australia (1035 casos en hombres y 472 en mujeres). En países con poco sol, como Finlandia la incidencia media en tasa es sólo de 6 y 4 casos, respectivamente. Estas cifras varían en función de la raza y del color de la piel. Las razas caucásicas, de piel blanca, son las que más predisposición tienen a este tipo de tumor.

Un problema que tarda en dar la cara

La mayoría de los cánceres cutáneos aparecen a partir de los 45 años ya que, como hemos dicho, la acumulación de rayos UV sobre la piel es un factor determinante en su aparición. Es preciso señalar, además, que un gran porcentaje del daño solar se produce antes de los 18 años, por lo que la educación y protección de la infancia resultan indispensables para evitar casos en el futro.

Protege la piel de los rayos UV

Los Centros para en Control y Prevención de enfermedades (CDC) han publicado una serie de normas sencillas para proteger la piel de los rayos UV:

  • Los CDC recomiendan métodos fáciles para protegerse de la radiación UV:
  • Permanecer en la sombra, en especial, durante las horas del mediodía.
  • Usar ropa que proteja brazos y piernas.
  • Usar un sombrero de ala ancha para cubrir cara, cabeza, orejas y cuello.
  • Usar gafas de sol que envuelvan el rostro y que bloqueen los rayos UVA y UVB.
  • Usar filtro solar con factor de protección solar (FPS) 15 ó más alto y con protección para ambos rayos UVA y UVB.
  • Evitar el bronceado en cabinas.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

AECC

CDC

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés