Inicio de sesión

Asocian dormir poco con los resfriados

 

​Los resultados de una nueva investigación llevada a cabo por la Universidad de California San Francisco (UCSF), refuerzan la creencia de que dormir bien es necesario para tener una buena salud. El trabajo, dirigido por Aric Prather, profesor asistente de psiquiatría de la UCSF, y en el que también han participado investigadores de la Universidad Carnegie Mellon y de la Universidad Pittsburgh Medical Center, descubrió que las personas que duermen seis o menos horas por la noche, tienen cuatro veces más probabilidades de resfriarse cuando están expuestos al virus, en comparación con aquellas que pasan más de siete horas durmiendo.


¿Cómo se ha realizado el estudio?

Los investigadores contaron con la participación de 164 voluntarios del área de Pittsburgh. Los participantes se sometieron durante dos meses a exámenes de salud, entrevistas y cuestionarios, destinados a determinar sus niveles de estrés, sus rasgos principales de carácter y, además, su consumo de alcohol y cigarrillos. También midieron los hábitos normales de sueño de los participantes una semana antes de administrarles el virus del resfriado, usando un reloj de tiempo que mide la calidad de sueño durante la noche. Los voluntarios estuvieron aislados en un hotel. A todos ellos se les administró el virus a través de gotas nasales y se les monitorizó durante una semana para saber sus hábitos de sueño y si se habían contagiado del virus.


Buenos hábitos de sueño versus catarros

De acuerdo con los datos recopilados, las personas que habían dormido menos de seis horas por noche la semana anterior, tenían 4,2 veces más probabilidades de tener un refriado, en comparación con aquellos que habían dormido más de siete horas de sueño, y aquellos que habían dormido menos de cinco horas tenían 4,5 más probabilidades. "Según nuestros resultados, dormir poco es más importante que cualquier otro factor a la hora de predecir la probabilidades de los sujetos a coger un resfriado. No importa la edad de la persona, sus niveles de estrés, su raza, su educación o su salario. No importa tampoco si fuma o no. Teniendo en cuenta todos estos factores, la falta de sueño sigue siendo el más influyente a la hora de contraer un resfriado común", declara Prather.


La falta de sueño: un problema de salud pública

"En nuestro estudio se demuestran más claramente los riesgos de dormir poco de forma habitual que en experimentos previos -en los que los investigadores privaban del sueño a los participantes de forma artificial-, porque se basa en el comportamiento normal del sueño de los sujetos", ha declarado Prather. Los investigadores declaran que el sueño debería ser tratado como un pilar crucial de salud pública, junto con la dieta y el ejercicio. Pero es un reto convencer a la gente para que duerma más: "En nuestra cultura ocupada todavía supone un orgullo dormir poco y trabajar mucho. Necesitamos más estudios como este para convencer a las personas de que dormir es una pieza clave del bienestar", declara Prather.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas​

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Universidad de California San Francisco (UCSF)


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés