Inicio de sesión

Asocian la falta de sueño en los menores con la obesidad

 

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se ha doblado en todo el mundo desde 1980. En 2008, 1.400 millones de adultos (a partir de 20 años) tenían sobrepeso. En 2010, alrededor de 40 millones de niños menores de cinco años lo padecían. No es de extrañar, por tanto, que la organización considere la obesidad como "pandemia no infecciosa". Su incremento en la población está claramente asociado a un estilo de vida poco saludable. Sin embargo, no sólo la dieta y la actividad física son factores responsables: dormir poco incrementa también el riesgo de ser obeso, aunque las causas de esta asociación son aún desconocidas.

¿Cómo se ha realizado el trabajo?

La investigación ha sido llevada a cabo por un grupo de pediatras especializados en endocrinología, liderados por Abel López Bermejo. Los resultados se han obtenido tras recopilar datos de 2009 a 2011, de 300 niños de entre 5 años y 10 años de edad, procedentes de las áreas de salud de Girona. De acuerdo con los resultados, la falta de sueño se asocia también a obesidad en niños pequeños, sobre todo cuando presentan cierta predisposición genética a padecerla.

Valor científico del estudio

Se considera que, en edades escolares, los niños deberían dormir 10 horas al menos, 8 durante la adolescencia. El equipo sugiere que dormir menos en estas edades puede activar los genes responsables de la obesidad. Esto podría explicar la relación entre dormir poco y tener más riesgo de ser obeso. Pese a que los resultados son evidentes, los investigadores opinan que son necesarios más estudios experimentales que confirmen la asociación entre obesidad y falta de sueño.

Mejora tu salud y calidad de vida con Adeslas. Apúntate en los servicios de Prevención y Planes de Cuidados de tu interés.