Inicio de sesión

Atajar la obesidad reduciendo el tamaño de las raciones estándar de comida

 

Theresa Marteau y sus colegas de la Universidad de Cambridge han publicado un informe basado en los estudios Cochrane cuya principal conclusión es que las personas consumen más comida o bebida cuando las porciones o los paquetes son grandes y cuando usan platos grandes. Los expertos argumentan que reducir las porciones de comida resulta crítico para atajar la obesidad. De acuerdo con sus datos, estas medidas lograrían disminuir el consumo diario de energía en un 12-16% entre los adultos de Reino Unido y en un 22-29% entre los de Estados Unidos.

Sugerencias para reducir las tallas

Los autores del estudio explican que existen muchas opciones para reducir el tamaño la disponibilidad y la apariencia de las porciones de comida

  • Reducir las porciones/paquetes estándar de comidas calóricas (bollos, patatas fritas, pasteles…)
  • Eliminar opciones de consumo limitando, por ejemplo, bebidas extra-grandes.
  • Situar las porciones grandes en zonas menos accesibles, y poner los alimentos de tamaño más reducido en las cajas, al final de los pasillos y en las ofertas.
  • Evitar que los paquetes o las porciones grandes cuesten menos en términos relativos que los más pequeños. Restringir promociones de productos en grandes formatos.
  • Destacar los paquetes con porciones individuales
  • Restringir los tamaños de las porciones y paquetes en los anuncios
  • Hacer, por defecto, más pequeñas las vajillas (platos, copas, vasos y cubiertos) de los autoservicios de comidas y bebidas.
  • Diseñar vajillas para favorecer un menos consumo haciendo, por ejemplo, los platos con menos fondo y los vasos redondos.

 

Dificultades a afrontar

Los expertos estiman que sería más sencillo implementar estas intervenciones en organizaciones del sector público (escuelas, hospitales, bases militares y prisiones). Opinan que sería necesario establecer una reglamentación para favorecer estas prácticas en la industria alimentaria y evitar competencia desleal. Dicen, además, que estas medidas implican volver a tamaños de porciones y vajillas similares a las de los años 50 y que los cambios pueden significar reducciones de más de un 50% para productos densos; mucho más que el 5% negociado con la industria alimentaria como parte del trato de responsabilidad de Salud Pública en el Reino Unido. Añaden que aplicar sanciones o reducir incentivos por la no participación en acuerdos voluntarios también puede ayudar. La aceptación pública de estas acciones puede ser un facilitador importante, igual que ha ocurrido con las campañas anti-tabaco.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

British Medical Journal


Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés​