Inicio de sesión

Aumenta el número de niños fumadores pasivos

 

De acuerdo con los datos recogidos por científicos de la Universidad de Granada (UGR) y del Instituto de Investigación Biosanitaria (ibs. GRANADA), aproximadamente el 50,8% de los niños está expuesto al humo del tabaco. Desde que se ha prohibido fumar en bares, cafeterías y todos los lugares cerrados de uso público y colectivo, la concentración de nicotina en adultos no fumadores se ha reducido en un 90%. Sin embargo, la presencia de la nicotina no ha disminuido en el organismo de los niños debido a que el consumo de tabaco ha aumentado en hogares y vehículos privados.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Los científicos analizaron el nivel de exposición al humo del tabaco de 118 niños pertenecientes a la cohorte INMA-Granada (del proyecto de investigación Infancia y Medio Ambiente), antes y después de la entrada en vigor de la actual ley antitabaco (Ley 42/2010). Los investigadores llevaron a cabo una encuesta epidemiológica y midieron los niveles de cotinina (una sustancia derivada de la nicotina que se utiliza como marcador de la exposición al humo del tabaco) en muestras de orina de los niños antes de la entrada en vigor de la ley, en los años 2005-2006, y después de hacerlo, en 2011-2012. Mientras que los niveles de cotinina se han reducido drásticamente en población adulta no fumadora entre 2004 y 2012, la actual ley no ha supuesto una reducción en los niveles de cotinina en la orina en los niños participantes, aumentando ligeramente, con un valor medio de 8,0 ng/ml en 2005-2006, y de 8,7 ng/ml en 2011-2012.

Casas con más humo

Los investigadores observaron que el número de familias con al menos un miembro fumador se incrementó del 39% (en 2005-2006) al 50,8% (en 2011-2012), y lo mismo ocurrió con el número de madres (20,3% vs. 29,7%) o padres fumadores (33,9% vs. 39,0%) en la población de estudio. Los niños expuestos al humo en casa, especialmente si el fumador es la madre o el padre, tenían mayores concentraciones de cotinina. "Nuestros resultados indican que la prohibición de fumar en lugares públicos y de trabajo ha trasladado el consumo a lugares privados (hogares y coches), en contra de lo descrito en otros estudios que aseguran que prohibir fumar en bares no hace que aumente el consumo en casa", apunta la autora principal de este trabajo, Mariana Fernández Cabrera, del departamento de Radiología y Medicina Física de la UGR.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés