Este Sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre sus hábitos de navegación y así poder mejorar y personalizar su experiencia ofreciéndole contenidos de su interés y mostrarle publicidad y anuncios personalizados. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Política de Cookies entendido
Inicio de sesión
SegurCaixa Adelas

Aumenta la supervivencia de los niños con cáncer

 

Los avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer infantil mejoran el pronóstico de esta enfermedad. Entre 1980 y 2006, la supervivencia en este grupo de afectados ha aumentado un 43%.

El cáncer infantil afecta cada año a unos 900 niños de 0 a 14 años en España. De acuerdo con la la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la prevalencia de esta enfermedad es mayor entre los niños que entre las niñas, afectando a un 60 y un 40%, respectivamente. Con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer, el pasado mes de febrero, esta asociación ha hecho públicos una serie datos esperanzadores sobre la evolución de esta enfermedad en la población.

La enfermedad, en cifras

La distribución del cáncer entre la población infantil se clasifica de la siguiente manera: 30% leucemias; 22% tumores de sistema nervioso central, 20% tumores en el cerebro y 13% linfomas.

Un 60% de los afectados son niños y un 40% niñas, y según la edad,   el 11.4% tienen 0-1 año de edad, el 35.7% entre 1-4 años, el 28.5% de 5 a 9 años y el 24.1% de 10 a 14 años.

Una esperanza en aumento

Según los datos de la AECC, la supervivencia de niños diagnosticados con cáncer a los 5 años es del 75%. Los expertos afirman, además, que se ha observado un aumento del 43% en la supervivencia de pacientes diagnosticados desde el 1980 hasta 2006 y una disminución del riesgo de muerte a los 5 años siguientes al diagnóstico del 50%. Desde esta asociación afirman, además, que en 2017 la tasa de supervivencia fue del 82,8%.

La importancia de una atención integral: física y psicológica

Cuando se diagnostica cáncer a un menor, en el niño y sus familiares se desencadenan  sentimientos de dolor, incertidumbre y miedo. Además, el tratamiento, generalmente agresivo, conlleva momentos difíciles para todos. Por ello, tal y como señalan los expertos de la AECC, es necesario desarrollar acciones dirigidas a minimizar las alteraciones emocionales y la interrupción del adecuado desarrollo del niño enfermo. Programas que ofrezcan una atención integral y que estén desarrollados por equipos multidisciplinares (psicólogos, trabajadores sociales, voluntarios) en colaboración con el equipo médico asistencial del hospital y el profesorado del aula hospitalaria. La intervención psicológica incluye diversas áreas de actuación, entre otras: ayudar a los padres a manejar el estrés asociado al diagnóstico y al comienzo del tratamiento, instruirles para que puedan apoyar a sus hijos durante la enfermedad, entrenamiento en pautas para favorecer la comunicación familiar, ayudar a los niños a entender la enfermedad y prepararlos para afrontar el tratamiento. Durante el año 2017, se han atendido 1.554 niños y familiares.

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)


​Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés