Inicio de sesión

Cáncer de colon: la importancia de la prevención

 

La incidencia del cáncer de colon aumenta en los países occidentales y desarrollados. De acuerdo con la Asociación Española Contra el Cáncer, en España, en los varones es el tercero en frecuencia, detrás del cáncer de pulmón y próstata. En las mujeres es el segundo en frecuencia, detrás del de mama. Sin embargo, si se tienen en cuenta ambos sexos el cáncer con mayor incidencia es el colorrectal (15%), el que produce una más alta mortalidad es el cáncer de pulmón (20,6%), y el que tiene una prevalencia a cinco años más alta es el cáncer de mama (17,9%). Según datos de la SEOM (Sociedad Española de Oncología Médica), se calcula una incidencia de 32.240 pacientes al años en España, siendo responsable de 14.700 fallecimientos y una prevalencia a cinco años de 89.705 casos. La mayoría de los casos se diagnostican entre los 65 y los 75 años, con un máximo a los 70, aunque se registran casos desde los 35-40 años. Los casos que aparecen a edades tempranas suelen tener una predisposición genética.

Hábitos saludables, claves en la prevención

El cáncer de colon se puede curar en más del 90% de los casos si se detecta precozmente. Las personas que cuidan su estilo de vida reducen el riesgo de sufrir diferentes tipos de patologías, el cáncer de colon entre ellas. Para prevenir la enfermedad, los expertos recomiendan evitar las dietas ricas en grasas animales (carnes rojas) y pobres en fibra. También aconsejan seguir una vida activa y evitar el consumo de tabaco y alcohol, ya que favorecen la formación de pólipos, precursores de este tipo de cáncer.

Pruebas de detección del cáncer colorrectal

A partir de los 50 años es conveniente realizarse pruebas encaminadas a determinar la presencia del cáncer o precáncer (cuando aún no se presentan síntomas). El médico de familia será quién mejor determine la frecuencia de estas pruebas y el tipo de prueba más conveniente en base al historial médico de cada uno. Por lo general, pasan unos 10-15 años desde que las primeras células anormales comienzan a crecer para convertirse en pólipos hasta que aparece el cáncer colorrectal. La mayoría de los pólipos pueden ser descubiertos a través de pruebas de detección periódicas y extirparse de forma segura antes de que se conviertan en un cáncer. Estas pruebas permiten también descubrir el cáncer en sus primeros estadios, cuando las probabilidades de curación so muy altas.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

AECC​​

AECC

​​

 

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés