Inicio de sesión

Combatir la acidez de estomago

 

Muchas personas sufren acidez de estómago asociada a los excesos navideños. Retomar buenos hábitos alimentarios es fundamental para atajar el problema.

 

La acidez de estómago es un problema muy común. La mayoría de las personas lo ha sufrido alguna vez en su vida y son muchas las que lo padecen con excesiva frecuencia. Este problema digestivo tiene lugar cuando el cardias, una válvula que suele permanece​​r cerrada durante la digestión, se abre dejando pasar al esófago una pequeña cantidad de ácido del estómago, produciendo sensación de acidez.

¿Por qué se produce?

De acuerdo con los datos del Estudio Almax, extraídos de 1.427 entrevistas telefónicas y online a usuarios de entre 18 y 80 años residentes en España, las comidas copiosas, el estrés y la mala alimentación son, por este orden (45%, 38% y 34%), los motivos fundamentales que los usuarios refieren como causantes de sus problemas de acidez de estómago. Por otro lado, muchos de los afectados asociaron los episodios de acidez al consumo de productos industriales, como salsas y bollería. Fumar, tener hernia de hiato, tomar alcohol y café, el sedentarismo, la úlcera gástrica, la obesidad y el consumo de ciertos medicamentos también están relacionados con la aparición de la acidez.

Consecuencias en la vida diaria

Según el estudio, el 54% de los encuestados reconoce que la acidez de estómago les afecta negativamente en sus actividades diarias. Además el 14% refieren dificultades o molestias para comer y/o beber, descansar (5%) o concentrarse. Cuando aparecen los síntomas de acidez, la gran mayoría recurre a algún medicamento y el 22% de los usuarios afirma que no toma absolutamente nada.

Hábitos saludables

Evitar los excesos y llevar unos buenos hábitos alimentarios es la mejor manera de mantener a raya la acidez de estómago. Para ello, conviene evitar los alimentos procesados que tienen excesiva grasa, además del picante, los cítricos, el café, el té y las bebidas gaseosas. Comer con tranquilidad, controlar el nivel de estrés, practicar ejercicio de forma regular y evitar irse a dormir con el estómago lleno, son prácticas que también ayudan a combatir el problema. Cuando los episodios de acidez son frecuentes, es recomendable consultar con un médico, él determinará los medicamentos que mejor se ajustan a las necesidades de cada paciente.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas​