Inicio de sesión

Combatir la diabetes gestacional con ejercicio

 

Se denomina diabetes mellitus gestacional a cualquier grado de intolerancia a la glucosa que se detecta por primera vez durante el embarazo. De acuerdo con las últimas encuestas, entre el 4 y el 12% de la población gestante padece este trastorno. Diferentes investigaciones sostienen que esta patología aumenta las complicaciones en el embarazo de la mujer que pueden suponer deterioros para la salud de la madre, el feto y del recién nacido. En algunos casos, se asocia incluso con alteraciones postnatales metabólicas y cardiovasculares en la vida de la madre y el niño.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

El trabajo, llevado a cabo por Investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y del Hospital Universitario Puerta de Hierro, ha contado con la participación de 257 mujeres gestantes. 101 de ellas siguieron un programa de ejercicio físico inmediatamente después de su primera ecografía prenatal (semana 10-12 de embarazo) hasta el final del mismo (semana 38-40), mientras que 156 permanecieron en el grupo de control, recibiendo los cuidados habituales durante todo su embarazo. El programa de ejercicio consistió en tres sesiones semanales, dos en sala y una en piscina, de entre 50 y 60 minutos de ejercicio aeróbico moderado y conducido por una profesional del INEF e investigadora del equipo.

La actividad durante el embarazo demuestra su eficacia

Mientras que en el grupo de control se detectaron 13 casos de diabetes mellitus gestacional, en el grupo de embarazadas que realizaron ejercicio, tan sólo una padeció este trastorno. Tal y como declaran los autores del estudio: "Estos resultados abren las puertas a la utilización del ejercicio físico moderado y supervisado en la prevención de la diabetes mellitus gestacional, cuyas consecuencias sociales, sanitarias y económicas generan importantes preocupaciones en las autoridades".

Un equipo con amplia experiencia

El equipo de investigación de la UPM trabaja desde hace más de 15 años en colaboración con los Servicios de Ginecología y Obstetricia de diversos hospitales universitarios de la Comunidad de Madrid (Torrejón, Puerta de Hierro, Severo Ochoa de Leganés) para estudiar los efectos de diversas formas de ejercicio físico durante el embarazo en las respuestas maternas, fetales, del recién nacido e incluso del infante en sus primeros años.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC​