Inicio de sesión

Combatir la obesidad de manera saludable

 

El Grupo de Investigación del LFE Research Group del doctor Benito Peinado, socio de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), ha diseñado el primer ensayo clínico en adultos españoles para examinar el efecto de la actividad física combinada con dieta hipocalórica en la modificación del peso y la composición corporal de los pacientes obesos. 

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Los datos del trabajo se extrajeron de una muestra formada por 96 pacientes con obesidad, (48 hombres y 48 mujeres), de entre 18 a 50 años, que realizaron un programa supervisado de 22 semanas. Los participantes se distribuyeron aleatoriamente en cuatro grupos: entrenamiento de fuerza, entrenamiento de resistencia, fuerza combinada con entrenamiento de resistencia y recomendaciones de actividad física. Todos ellos siguieron la misma dieta hipocalórica en la que el 30% de la energía provenía de la grasa, el 20% de las proteínas y el 50% de los carbohidratos..

El deporte potencia los beneficios de la dieta

Tanto al principio como al final del estudio, los investigadores evaluaron las variables de actividad física y dietética a través de cuestionarios validados. Los resultados obtenidos confirmaron que los cuatro grupos aumentaron su actividad física total por semana durante la intervención, independientemente del programa de actividad física que llevaron a cabo. 

Establecer pautas a largo plazo

Durante el trabajo, se informó a los participantes de la importancia de la calidad de la dieta durante las sesiones de educación nutricional. “Es esencial dotar a los participantes de conocimientos y habilidades que les permitan llevar a cabo un cambio gradual pero permanente en su comportamiento alimenticio”, explica el doctor Benito Peinado. Desde la SEEDO se recuerda la importancia de que las personas de todas las edades realicen entre 30 y 60 minutos de actividad física de intensidad moderada (como caminar a paso ligero), la mayor parte, si no todos los días de la semana. “De hecho es importante buscar ejercicios que se puedan integrar fácilmente en la vida diaria de las personas para que resulte más sencillo reducir su inactividad sin riesgo de trauma”, concluye el autor del estudio.


Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas


¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Journal of Applied Physiology