Inicio de sesión

Cuanto menos se duerme, más se come

 

Los alimentos tienen un impacto sustancial sobre la salud; comer de forma excesiva puede ocasionar problemas en el organismo a largo plazo. Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Nebraska-Lincoln (Estados Unidos) demuestra que dormir poco durante la noche favorece la ingesta excesiva de comida, tanto en adultos como en niños. Numerosos estudios habían probado que dormir mal durante la noche tenía una repercusión negativa en las actividades cotidianas que se realizaban al día siguiente. Sin embargo, este es el primer trabajo que estudia si también influye en la cantidad e, incluso en el tipo, de alimentos que se consumen.

Estudio de los patrones de sueño

Tal y como han declarado los autores del estudio, Alyssa Lundahl y Timothy D Nelson, "La ingesta de alimentos está relacionada con muchos problemas crónicos de salud como la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares. La dieta es objetivo de tratamiento para prevenir la aparición de estas patologías. Hasta ahora no se habían estudiado los mecanismos que vinculan los patrones de sueño interrumpido con el aumento del consumo de comida, lo cual puede resultar clave a la hora de abordar las estrategias de prevención y los tratamientos de enfermedades crónicas".

Comer más para recuperar energía

En su estudio, Lundahl y Nelson han comprobado que, tras una noche en la que se han producido interrupciones de sueño, la hormona encargada de controlar el apetito provoca un mayor estrés emocional haciendo que aumenten las ganas de comer para compensar la falta de energía.

El descanso, un factor dietético

A menudo, los tratamientos encaminados a mejorar la nutrición se centran únicamente en la importancia de la dieta. Los autores del estudio proponen que se consideren los patrones de sueño para poder controlar mejor la calidad y cantidad de alimentos que ingiere cuando se duerme mal.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Journal of Health Psychology​