Inicio de sesión

Cuidado con las piscinas hinchables

 

Además del riesgo de caídas, el uso de estas piscinas puede favorecer contagio de enfermedades. El agua de las mismas, habitualmente contaminada con heces y orina infantiles, puede propagar enfermedades entre niños muy pequeños, especialmente si son muchos los que la usan. Es importante tener en cuenta que los menores que pertenecen a una misma familia difícilmente aumentarán el riesgo de contagio si se bañan a la vez, puesto que pasan juntos muchas horas al día.

 

Desinfectar el agua no es eficaz

Las piscinas inflables y pequeñas suelen llenarse con agua del grifo. Algunas veces esta agua se desinfecta con cloro, pero la dosis adecuada no resulta fácil de determinar: poca dosis puede ser insuficiente para eliminar los gérmenes y mucha dosis puede perjudicar la delicada piel y los ojos de los pequeños.

 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC según sus siglas en inglés), ofrecen una serie de normas para evitar riesgos:

Antes del uso

  • No permitir a un niño enfermo, que tiene diarrea o que vomita, usar la piscina
  • Lavar a los niños con agua y jabón antes de que entren en la piscina
  • Consultar a padres o cuidadores acerca de la salud de los niños antes de que la usen

Durante el uso

  • Evitar que la boca de los niños entre en contacto con el agua
  • Impedir que los niños permanezcan en la piscina con un pañal sucio.
  • Si la piscina se ensucia, sacar a los niños lo antes posible y cambiar el agua
  • Si el agua ha sido contaminada por heces diarreicas, se recomienda sacar a los niños del agua, vaciarla, limpiarla y dejar que se seque al sol, al menos durante cuatro horas.

Cuando se termine de usar
Si la piscina es pequeña, vaciarla y dejarla secar. Si es de gran tamaño, poner en funcionamiento los filtros o sistemas de desinfección que tenga, ajustados a la suciedad y a la capacidad de la misma.
 
Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas
 
Mejora tu salud y calidad de vida con Adeslas. Apúntate en los servicios de Prevención y Planes de Cuidados de tu interés​