Inicio de sesión

Descubren una sustancia del brócoli que combate la diabetes

 

Investigadores de la Universidad sueca de Lund identifican el sulforafano (un antioxidante que se encuentra en grandes cantidades en el brócoli), como una nueva sustancia para combatir la diabetes. Tal y como ha declarado Anders Rosengren, profesor en Fisiología Metabólica en la Universidad de Goteborg, afiliada al Centro de Diabetes de la Universidad de Lund: "Existen evidencias sólidas de que esta sustancia puede llegar a convertirse en un suplemento valioso para complementar la medicación existente contra la diabetes"


Una investigación con resultados fiables

Las conclusiones de este estudio están basadas en varios años de investigación, llevados a cabo por cinetíficos de la Academia Sahlgrenska, la Universidad de Goteborg y la Facultad de Medicina de la Universidad de Lund. El objetivo de los investigadores fue encontrar nuevos medicamentos contra la diabetes tipo 2 abordando un mecanismo importante de la enfermedad: la producción de glucosa elevada del hígado. La metformina es un medicamento que funciona controlando este factor pero que no siempre se puede usar ya que causa efectos secundarios gástricos y está contraindicada cuando la función renal se reduce severamente, algo que suele ocurrir a muchas personas con diabetes.


¿Cómo se ha realizado el estudio?

En un primer momento, los investigadores realizaron un mapa de las alteraciones genéticas del hígado en personas diabetes. Según sus resultados, 50 genes desempeñaban un papel clave. Con el fin de determinar compuestos que pudieran influir sobre estos genes y, así, atacar la enfermedad de una forma más directa, cada uno de estos genes se comparó con diferentes sustancias. De las 2.800 sustancias investigadas mediante análisis matemáticos computarizados, el sulforafano demostró tener las mejores características para lograr estos objetivos. Este antioxidante había sido previamente estudiado para el tratamiento del cáncer y de la enfermedad inflamatoria, pero no para la diabetes. Experimentos con ratones demostraron que los animales a los que se les había administrado el sulforafano habían reducido el azúcar en sangre en un 23% en cuatro semanas, unos resultados muy cercanos a los obtenidos por la metformina (24% den el mismo tiempo), y unos índices de riesgo mucho menores.


Brócoli, un alimento rico en sulforafano

Los científicos aseguran que la dosis diaria de sulforafano para un diabético se extrae de cuatro a cinco kilos de brócoli. El objetivo de este equipo de investigación es preparar suplementos de sulforafano concentrado. "El sulforafano actúa sobre un mecanismo central en la diabetes tipo 2 y tiene un efecto secundario leve. Como alimento funcional, puede llegar a los pacientes más rápido que un medicamento. Además, es un concepto interesante desde la perspectiva de la diabetes, una patología en la que la alimentación del paciente es clave" dice Anders Rosengren.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

 

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Universidad de Lund​​

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés