Inicio de sesión

Dos ojos para toda la vida

 

El pasado 8 de octubre, con motivo del Día Mundial de la Visión, la fundación Visión y Vida ha publicado nuevos datos sobre salud visual. En España, hay alrededor de un millón de personas con alguna discapacidad visual y de ellas, cerca de 60.000 son ciegas. Debido al envejecimiento de la población y el aumento de factores de riesgo como la diabetes, se estima que las tasas de ceguera irán en aumento.


La importancia de las revisiones

Para mantener una buena salud visual, la fundación recuerda que es fundamental revisarse la vista con cierta frecuencia. De acuerdo con los datos del Barómetro Mundial de Salud Ocular de Bausch&Lomb, a pesar de que la mayoría de los españoles prefieren perder otros sentidos antes que la visión, sólo el 40% se ha sometido a un examen visual en el último año. Los jóvenes de entre 18 y 24 años son los que menos revisan su visión, tan sólo el 34% lo hizo en los últimos 12 meses.


Las pantallas: un nuevo factor en la ecuación

En los últimos años, el uso de ordenadores, tablets, Smartphones y luces led ha aumentado exponencialmente. Las pantallas de los ordenadores y los dispositivos móviles emiten en la banda de longitudes de onda de la luz azul más nociva para la retina. Pasar demasiado tiempo delante de una pantalla acelera la muerte de las células de la retina, incrementando el riesgo de padecer Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE).


Una vida sana para una vista sana

Para prevenir los problemas visuales, además de realizarse revisiones periódicas, es fundamental levar una alimentación sana. Según un estudio de Ophtalmic and Physiological Optics, la luteína y la zeaxatina, dos antioxidantes presentes en frutas y verduras como el kiwi, las uvas rojas, el calabacín, la calabaza, el brécol, las espinacas o los guisantes, ayudan en la prevención de la DMAE. Practicar ejercicio con regularidad es también bueno para la salud visual, ya que la actividad física aumenta el flujo sanguíneo, estimulando la eliminación de toxinas de los tejidos oculares y favoreciendo su funcionamiento. Por el contrario, el consumo de tabaco afecta de un modo negativo: los fumadores tienen un 40% más de probabilidades de padecer cataratas que los no fumadores.


Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Fundación Visión y vida​

Mejora tu salud y calidad de vida. Apúntate en los servicios de prevención y planes de cuidados de tu interés