Inicio de sesión

Efectos de las bebidas energéticas en los deportistas

 

En los últimos años, el consumo de bebidas energéticas ha aumentado. Su utilización por parte de los deportistas también ha crecido: más del 50% las toman en los entrenamientos e incluso antes de las competiciones. Un equipo de expertos de la Universidad Camilo José Cela (UCJC), ha evaluado durante cuatro años los efectos, tanto positivos como negativos, que este tipo de bebidas produce sobre los deportistas.

¿Cómo se ha realizado el estudio?

Los investigadores recopilaron datos de jugadores de fútbol, baloncesto, rugby, voleibol, tenis, natación, hockey y escalada. Todos ellos tomaron, antes de una competición, el equivalente a tres latas de bebida energética o de una bebida placebo. El rendimiento deportivo (distancia y velocidad) en deportes de equipo se midió mediante dispositivos GPS. Para cuantificar el rendimiento muscular en otros deportes se usaron dinamómetros y potenciómetros.

Mayor rendimiento y mayor nerviosismo

De acuerdo con los resultados obtenidos, los deportistas que tomaron la bebida energética, aumentaron su rendimiento deportivo entre un 3% y un 7%. Los investigadores también preguntaron a los participantes sobre sus sensaciones, obteniendo como conclusión que las bebidas energéticas aumentaban la frecuencia de insomnio, nerviosismo y el nivel de activación en las horas siguientes a la competición.

Más estimulantes que energizantes

Contrariamente a lo que indica su nombre comercial, estas bebidas no aportan más energía que los refrescos (~40 kcal/100 ml de producto). Sin embargo sí tienen un efecto estimulante asociado a la cafeína que contienen. La concentración de cafeína (32 mg/100 mL de producto) presente en las bebidas energéticas aporta un total de 80 mg de cafeína por cada lata (250 ml) aunque en la actualidad ya se comercializan envases con 500 ml.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Agencia SINC​