Inicio de sesión

El alcohol daña tus dientes

 

Es sabido que las chucherías y las frutas ácidas aumentan el riesgo de caries. Sin embargo, la mayoría de las personas desconocen que el alcohol también resulta perjudicial para los dientes. Consumido de forma habitual seca la boca, desgasta el calcio de las piezas dentales, produce mal aliento y, además, es considerado factor de riesgo del cáncer de boca.

Los jóvenes; los más afectados

Según los datos de la Encuesta Escolar sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2012-2013 la edad de inicio del consumo de bebidas alcohólicas se sitúa en los 13,9 años. Esta iniciación temprana tiene consecuencias negativas para la salud bucodental. Desde la Sociedad Española de Cuidados Bucales (SECUB) informan que ha aumentado el número de jóvenes cuyos dientes se han visto afectados por la acidez de las bebidas alcohólicas.

Bajada del PH

La acidez adecuada para mantener una salud bucodental estable oscila entre el 5,6 y el 7,6 de pH; cuando estos niveles bajan del 4,5 pH los problemas de caries y erosión aumentan, ya que se incrementa el riesgo de desmineralización. Los expertos señalan que después de tomar un gin-tonic el pH alcanza niveles muy bajos, en torno al 2,5.

Cepillarse los dientes después de comer y de beber

Desde SECUB subrayan la importancia de lavarse los dientes después de haber consumido alcohol y recuerdan, además, que las bebidas alcohólicas también afectan a la saliva, cambiando su pH y empeorando la salud bucodental. Es importante recordar que la mala regulación del pH bucal favorece el desarrollo de bacterias y otros problemas, creando el caldo de cultivo idóneo para la generación de enfermedades bucales.

 

Texto elaborado con la supervisión científica del Área Asistencial de Adeslas

¿Dónde se ha publicado esta noticia?

Sociedad Española de Cuidados Bucales (SECUB)​